El operador Vodafone ha revelado hoy en un extenso informe que muchos gobiernos en los 29 países en los que opera tienen acceso directo a su red de comunicaciones. Este acceso permite recopilar metadatos de clientes e, incluso, el propio contenido de las conversaciones. El problema es que en la mayoría de los casos las agencias gubernamentales ni siquiera necesitan un permiso legal específico para obtener los datos. Es una barra libre para el espionaje de los ciudadanos.

Se trata del primer informe de transparencia que publica un operador global como Vodafone. Lo puedes consultar aqu√≠ al completo y aqu√≠ otra versi√≥n m√°s general, donde publica los datos por pa√≠s. Vodafone no solo airea cifras, tambi√©n aprovecha para denunciar la forma "intrusiva", asegura, con la que los gobiernos pueden espiar a los ciudadanos sin ning√ļn obst√°culo legal.

En la mayor√≠a de pa√≠ses los gobiernos tienen el poder de reclamar a los operadores acceso a las comunicaciones de sus clientes. Es lo que se conoce como "intercepci√≥n legal", un eufemismo en realidad para referirse al "pinchazo" de las comunicaciones. Eufemismo porque, aunque t√©cnicamente las agencias de inteligencia y espionaje en muchos pa√≠ses necesitan una orden legal para cada petici√≥n de datos, en bastantes casos, aduciendo "condiciones espec√≠ficas", los gobiernos acceden directamente a los datos de clientes sin ning√ļn impedimento legal. En otras palabras: puerta abierta al espionaje masivo.

"Estamos pidiendo que se termine el acceso directo [a nuestra red] como un sistema para que los gobiernos y agencias obtengan datos de las comunicaciones de la gente. Sin una orden legal, no hay visibilidad externa. El hecho de que un gobierno tiene que pedir por escrito y legalmente esa escucha es un requisito importante sobre cómo se utilizan los poderes gubernamentales", ha dicho a The Guardian el jefe de privacidad de Vodafone, Stephen Deadman.

Advertisement

Vodafone es el primer operador global en publicar y denunciar la situaci√≥n de forma detallada, pero esto ocurre con todos los grandes operadores en cada pa√≠s. En Espa√Īa, por ejemplo, las autoridades han dado permiso a Vodafone a publicar que el gobierno ha realizado casi 49.000 peticiones de datos de comunicaciones de clientes, y 24.000 peticiones del contenido exacto de esas comunicaciones (no de los metadatos, sino de las conversaciones en s√≠, sean telef√≥nicas o por SMS). Puedes ver los datos de Espa√Īa debajo (datos anuales para 2013 o a√Īo m√°s reciente):

Está por ver el impacto que tendrá este informe pero, desde luego, se trata de un importante paso para dar a conocer la situación. Precisamente Vodafone recrimina que no deberían ser ellos, sino los gobiernos, los que publicaran los datos y ofrecieran transparencia. No le falta razón.

Advertisement

¬ŅPublicar√°n el resto de operadores informes similares? ¬ŅObligar√° esto a los gobiernos a regular m√°s de cerca el funcionamiento de sus agencias de espionaje y la obtenci√≥n de datos, de forma similar a como EE.UU. est√° intentando hacer tras el esc√°ndalo de la NSA? Sea como fuere, algo est√° claro: tus comunicaciones por m√≥vil o Internet pueden parecer privadas, pero no lo son. Nunca lo fueron. [v√≠a Vodafone y The Guardian]

Foto: Sede de Vodafone en Duesseldorf, Alemania / AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)