WikiLeaks ha publicado en una web todos los archivos filtrados del famoso caso del hackeo a Sony Pictures de hace un par de meses, que termin√≥ en la salida de Amy Pascal de la compa√Ī√≠a y muchos secretos filtrados.

Advertisement

La recopilación de filtraciones consta de nada menos que 171.132 correos electrónicos y 30.287 documentos, en los que incluso se encuentran conversaciones de la máxima responsable de la división cinematográfica de Sony, Amy Pascal, con ejecutivos de otras empresa y con empleados de Sony, lo que llevó a su renuncia.

El ataque a Sony Pictures (que fue responsabilidad de Corea del Norte) se realizó con un software que incluso se puede comprar en la Internet, y supone un verdadero riesgo de seguridad para otras empresas y plataformas. Tanto así, que el mismo presidente de los Estados Unidos tuvo que anunciar nuevas medidas de seguridad relacionadas a Internet.

La plataforma fundada por Julian Assange ha publicado todos los documentos filtrados y las conversaciones a trav√©s de correo electr√≥nico de los ejecutivos de Sony Pictures con otros miembros de la industria, ya sen actores y productores, o ejecutivos de otras compa√Ī√≠as. WikiLeaks anuncia, con respecto a la liberaci√≥n de todos estos correos y documentos:

"Este archivo muestra la forma en la que funcionan internamente algunas de las m√°s importantes e influyentes corporaciones internacionales."

Advertisement

Puedes acceder a esta enorme base de datos de archivos filtrados de Sony desde esta web. [vía WikiLeaks]

Actualización: Sony Pictures ha respondido a la publicación de Wikileaks con el siguiente comunicado oficial. Decir que no están nada contentos es quedarse corto.

El ciberataque contra Sony Pictures fue un acto criminal intencionado. Condenamos en√©rgicamente la decisi√≥n de Wikileaks de indexar informaci√≥n sobre el empresa y los empleados que es clasificada, privada y que ha sido robada. Los atacantes diseminaron esta informaci√≥n con el objetivo de da√Īar a Sony Pictures y a sus empleados, y ahora Wikileaks est√° ayud√°ndoles a cumplir ese objetivo, lo que es muy reprochable. No estamos en absoluto de acuerdo con la afirmaci√≥n de Wikileaks de que el material es del dominio p√ļblico, y continuaremos luchando por la seguridad y privacidad de nuestra compa√Ī√≠a y sus m√°s de 6.000 empleados.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)