Windows 10 está a menos de una semana de su lanzamiento. Y mientras Microsoft se engalana para la ocasión, escondidos en algunos lugares remotos del sistema siguen apareciendo funciones que aunque no hayan sido muy publicitada siguen siendo geniales. En este caso: dos que permiten grabar la pantalla con facilidad.

Advertisement

El caso de Windows es particular, porque en este aspecto frente a OS X había dos diferencias carenciales. Por un lado, hacer una captura de todo el escritorio implicaba o bien abrir la aplicación Recortes (que es en sí un paso intermedio) o bien usar el botón de Imprimir Pantalla, pasarla a Paint o similar y exportarla. Por otro, no había una solución nativa para grabar lo que ocurre en pantalla y exportarlo cómodamente.

Lo primero se ha solucionado por fin con el atajo Alt+Win+Imp Pant, lo que hace es ‚Äúcapturar‚ÄĚ lo que haya en la pantalla en ese momento y lo guarda en una carpeta determinada (que puede cambiarse desde ajustes de la aplicaci√≥n de Xbox). Lo segundo viene integrado, curiosamente, en la nueva aplicaci√≥n de Game DVR que resulta de la integraci√≥n con Xbox One.

Advertisement

Para activarla s√≥lo hace falta apretar Windows+G y en la parte inferior aparecer√° una peque√Īa herramienta que permite o bien capturar (tambi√©n) o bien grabar la pantalla. Si queremos ahorrarnos el paso intermedio con Win+Alt+R podemos empezar a grabar autom√°ticamente el programa en cuesti√≥n que est√© abierto, y no la pantalla entera.

Para algunos usuarios el sistema falla de vez en cuando, pero en principio debería funcionar para una mayoría. Si falla, lo más recomendable es reiniciar o simplemente cerrar sesión.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)