Windows 10 está a menos de una semana de su lanzamiento. Y mientras Microsoft se engalana para la ocasión, escondidos en algunos lugares remotos del sistema siguen apareciendo funciones que aunque no hayan sido muy publicitada siguen siendo geniales. En este caso: dos que permiten grabar la pantalla con facilidad.

El caso de Windows es particular, porque en este aspecto frente a OS X había dos diferencias carenciales. Por un lado, hacer una captura de todo el escritorio implicaba o bien abrir la aplicación Recortes (que es en sí un paso intermedio) o bien usar el botón de Imprimir Pantalla, pasarla a Paint o similar y exportarla. Por otro, no había una solución nativa para grabar lo que ocurre en pantalla y exportarlo cómodamente.

Lo primero se ha solucionado por fin con el atajo Alt+Win+Imp Pant, lo que hace es “capturar” lo que haya en la pantalla en ese momento y lo guarda en una carpeta determinada (que puede cambiarse desde ajustes de la aplicación de Xbox). Lo segundo viene integrado, curiosamente, en la nueva aplicación de Game DVR que resulta de la integración con Xbox One.

Para activarla sólo hace falta apretar Windows+G y en la parte inferior aparecerá una pequeña herramienta que permite o bien capturar (también) o bien grabar la pantalla. Si queremos ahorrarnos el paso intermedio con Win+Alt+R podemos empezar a grabar automáticamente el programa en cuestión que esté abierto, y no la pantalla entera.

Advertisement

Para algunos usuarios el sistema falla de vez en cuando, pero en principio debería funcionar para una mayoría. Si falla, lo más recomendable es reiniciar o simplemente cerrar sesión.

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)