La semana pasada llevé un montón de chatarra al depósito para ganar algo de dinero. Como era de esperar, había una pieza de metal en el suelo que acabó perforando un agujero en uno de los neumáticos de mi amado Jeep. Pero pude arreglarlo en un par de minutos por menos de $5.

En los últimos tres o cuatro meses he guardado cerca de 200 kilos de chatarra en la parte trasera de mi Jeep Cherokee XJ. En su mayoría eran antiguas piezas de la suspensión y los frenos del XJ que pensaba enviar al depósito de chatarra, pero nunca llegué a hacerlo así que mi pobre Jeep tuvo que acostumbrarse al levantamiento de peso.

Al cabo de un tiempo acabé yendo al depósito para descargar mi quinta parte de tonelada de chatarra, pero antes de que pudiera recoger mi recompensa ($13) me di cuenta de que había olvidado el DNI. Así que volví al día siguiente con mi Jeep blanco y el DNI para cobrarla. Cuando me iba, una “abeja de desguace” picó uno de los neumáticos de mi pobre XJ:

Advertisement

Noté el neumático desinflado casi de inmediato porque el coche empezó a desviarse con fuerza hacia la izquierda. Logré llegar a casa cojeando y busqué un par de pinzas de punta para extraer el aguijón.

No reparo en gastos cuando se trata de devolverle la salud a mi XJ. Fui a la tienda con mi otro Jeep y compré la crème de la crème de los kits reparadores de neumáticos por un precio desorbitado: cuatro dólares.

Sponsored

Había visto antes este tipo de mechas para neumáticos que vienen en kits, pero nunca llegué a usarlas. Muchos podrían pensar que son inútiles, ya que algunas tiendas de neumáticos tapan los agujeros de forma gratuita, pero tener un kit como este en tu casa te permite no solo evitar conducir con un neumático pinchado, también te ahorra hacer colas en la tienda. Además son muy baratos y se colocan en nada de tiempo.

La primero que hice fue engrasar un poco la herramienta de escariado (en realidad usé un escariador de mejor calidad que el que venía con el kit, ya que el agujero era muy pequeño) y empujarlo dentro del agujero:

Tras un poco de movimiento alternante, el escariador dejó un agujero limpio y perfecto. Así que pasé la mecha por el ojo de la herramienta del kit (con la mitad colgando hacia ambos lados), y procedí a introducir la herramienta dentro del agujero del neumático.

Hacer que la mecha quepa en el orificio requiere un esfuerzo hercúleo, he de admitir. Básicamente tuve que echar todo mi peso sobre la herramienta. Pero lo conseguí:

Por último le di un tirón a la herramienta para sacarla del agujero, lo que dejó lo que parecían un par de tentáculos alienígenas colgando de la banda de rodadura.

Corté los tentáculos a ras con el neumático:

Y luego inflé las ruedas de 30 pulgadas de mi Jeep todoterreno con el inflador de neumáticos más escandaloso de la historia:

Pero el arreglo funcionó. Tras conducir un poco, el tapón empezó a aplanarse. El neumático mantiene muy bien el aire.

Todo este asunto me tomó unos diez minutos, pero si no contamos la parte de inflar los neumáticos el total es de menos de cinco.

Así que si no cuentas con un kit de mechas para reparar neumáticos en casa, solo tienes que ir a la tienda y gastarte cinco o seis dólares. El arreglo es tremendamente sencillo, lo hice sin sacar la rueda del coche. Además, nadie quiere esperar en la sala de una tienda de neumáticos mirando el canal de cocina, hay pocas cosas igual de tristes en el mundo.

Notas al pie: Voy a añadir un par de aclaraciones. En general no deberías taponar un pinchazo tan cercano a la pared lateral del neumático: las reparaciones deben hacerse solo en la parte del centro, ya que el daño en la pared lateral puede ser peligroso. Además, un método preferible sería parchear el neumático desde el interior, en parte porque te permite ver si hay algún daño en la pared lateral del neumático (una vez más, el daño de la pared lateral significa peligro). El método de las mechas que muestro en este post se considera generalmente una “solución temporal”, aunque las tiendas hagan exactamente lo mismo, y aunque la reparación dure a menudo más que el propio neumático.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.