¿Conoces gente que siempre se las ingenia para saber qué día de la semana cae en cualquier fecha del calendario, por más lejana sea? Resulta que todo ese cálculo requiere solo de unos pocos y sencillos trucos mentales; así es, tú también puedes sorprender al mundo con esa extraña habilidad.

Dependiendo de tu nivel de compromiso, puedes hacer estos cálculos de diferentes maneras. A continuación, explicaremos tres métodos, del más sencillo al más complicado. Un adelanto sobre el primero: es hacer trampa, porque involucra usar Internet en vez de hazañas mentales. El segundo y el tercero, por otro lado, sí que emplean un poco de astucia matemática.

El método extremadamente fácil: pregúntale a Wolfram Alpha (o a Siri)

Advertisement

Seamos sinceros: casi siempre estás conectado a Internet. Si estás de humor como para aprender ni comerte el coco, puedes simplemente utilizar una ayuda como Wolfram Alpha para descifrar “qué día de la semana fue el 4 de julio de 1776”. El programa te responderá “jueves”. (Este aún no es un cálculo que Google te puede brindar en cualquier búsqueda, así que bien por ti, Wolfram).

Lo que causa entusiasmo para los amantes del Iphone es que Wolfram Alpha está integrado a Siri, por lo que en teoría puedes preguntarle “¿Qué día de la semana fue el 4 de julio de 1776?” y Siri buscará la respuesta por ti.

El truco mental fácil (a corto plazo): prepara tu mente unos pocos meses hacia delante y hacia atrás

Advertisement

El usuario de Reddit GreggOttowa explica su método:

Para cualquier mes, todos los múltiplos de 7 caen el mismo día. Suelo memorizar qué día es para el mes en curso y unos cuantos siguientes. De esta manera, octubre es un “mes jueves” y noviembre es un “mes martes”. Solo tienes que memorizar un nuevo día cada mes.

Ahora cuando alguien diga “Deberíamos salir juntos un sábado. ¿Te viene bien el 12 de diciembre?”, puedes replicar con “Cae martes. ¿Te referías al 9 de diciembre?” Todo lo que tienes que hacer es encontrar el múltiplo de 7 más cercano y trabajar desde allí. Entonces, cuando te pregunten por el 12 de diciembre, esa fecha está a dos días del jueves 14, lo que quiere decir que será martes (puesto que diciembre de 2017 es un mes de jueves).

Advertisement

El beneficio de este método es que no hay demasiado esfuerzo mental o memorización que hacer. Si puedes recordar que noviembre es un “mes martes” y diciembre un “mes jueves”, por ejemplo, podrás acertar rápidamente, empleando solo tu cerebro, los días de cualquier fecha en esos meses. Solo ten en cuenta que el 1 y el 7 no poseen el mismo día y que el último día del mes anterior —el día cero— no es el 1.

Sin embargo, digamos que quieres sorprender a tus amigos y compañeros de trabajo con fechas más complejas (sin usar tu móvil). En ese caso, las cosas se complicarán un poco.

El camino difícil (aunque el más robusto)

Una cosa es que sepas que el 20 del próximo noviembre cae lunes, pero si te pregunto qué día de la semana cayó el 4 de julio de 1776, los cálculos se vuelven más complejos. Para estas situaciones, tenemos que equiparnos con armas más poderosas.

El sitio web Grey Matters (Materia gris en español) tiene un extenso y detallado tutorial para averiguar el día de la semana de cualquier fecha que te consulten —no importa cuán distante sea en el tiempo— con ayuda de la mnemotécnica.

Advertisement

Advertisement

1) Conversión numérica de día y mes. Para calcular mentalmente los días de la semana, necesitamos convertirlos en números. También necesitamos convertir los meses, para ajustar sus efectos. Esto se puede aprender de forma sencilla y fácil de recordar.

2) Suma de 3 números. Sin usar la calculadora, ¿puedes decirme cuánto es 6 + 6 + 31? Resolver esa ecuación es igual de difícil que aprender la fórmula básica. Si estás cómodo haciendo ese cálculo, no tendrás problema aprendiendo la fórmula.

3) Restando múltiplos de 7. Digamos que te preguntan qué día cae el 27 de un mes. Independientemente del mes o el año, es seguro que el 27 de un mes caerá [el mismo día de la semana] que el 6 del mismo mes (porque el 6 cae 3 semanas, o 21 días, antes). Como sumar 6 es más fácil que sumar 27, y te dará el mismo resultado, ¿por qué no usar el 6? Si aprendes a restar múltiplos de 7, la aritmética será mucho más sencilla, y no tendrás que preocuparte por nada más que sumar 6 + 6 + 6.

4) Conversión de número del año. Luego de que te acostumbres a todo lo anterior, cuando te den fechas de años desde el 2000 hasta el 2003, el siguiente paso será aprender a recordar y ajustar los años bisiestos del siglo XXI a determinadas fechas claves. Una vez que las hayas aprendido, conocerás una manera sencilla de ajustar el cálculo para cualquier año desde el 2000 hasta el 2099, e incluso para cualquier centuria.

Si suena demasiado complicado, quizás prefieras mantenerte con alguno de los métodos más simples descritos arriba. La guía de Grey Matters está bien escrita, detallada y llena de ayudas mnemotécnicas; y si realmente te interesa ejercitar el cerebro para robustecerlo con nuevas habilidades (de dudosa utilidad), te será de gran ayuda.

Advertisement

Advertisement

¿Qué hay de ti?