La compañía Edda Acommodation, Marintek y los astilleros de Hyundai Heavy Industries están construyendo el primer barco que no se ve afectado en absoluto por el oleaje. Su secreto contra la marejada es que genera sus propias olas en el interior del casco.

El barco cuenta con compartimentos en forma de U en su casco. El interior de estos compartimentos está parcialmente lleno de agua. Cada depósito cuenta con válvulas de aire que controlan el movimiento de ese agua, generando olas que contrarrestan la fuerza del mar y actúan como un auténtico estabilizador. Varias turbinas direccionales en el exterior del casco ayudan a mantener la posición para que el barco se mantenga casi completamente inmóvil pese al oleaje y las corrientes.

Advertisement

La idea es similar a la de los Damper o estabilizadores mecánicos que equilibran los rascacielos en zonas con riesgo de terremotos. Esta nave en concreto es lo que se conoce como un barco de alojamiento, y se utiliza para que los operarios que construyen plataformas petrolíferas en alta mar vivan cerca de la instalación que construyen.

En cualquier caso, la tecnología desarrollada para Edda y Marintek puede ser aplicada a otros barcos de pasajeros, y seguro que más de uno agradecería que la nave en la que viaja no se mueva como loca al menor oleaje. Bajo estas líneas tenéis un vídeo en el que se aprecia el efecto del sistema en un prototipo a escala (a la izquierda) frente a cómo se mueve el barco cuando su estabilizador no está activo. [Marintek vía Gizmag]

Fotos: Edda Accommodation / Marintek

****

Si no quieres perderte nada sobre tecnología, ciencia, diseño o videojuegos, puedes seguir nuestra cuenta de Gizmodo en Español en Twitter, Facebook o Google+