Si alguien creía que los discos ópticos estaban abocados a la extinción, que pregunte en la Universidad de Southampton. Allí, investigadores de optoelectrónica han desarrollado una técnica para grabar hasta 360 TB de datos en un cristal de cuarzo —que cuenta con una vida útil prácticamente ilimitada.

La información digital se escribe con pulsos láser muy intensos y extremadamente cortos (de femtosegundos) sobre un cristal estructurado en cinco dimensiones a nivel nanoscópico. Los pulsos crean tres capas de puntos a cinco micras de distancia entre ellas; y se pueden leer después con otro láser, estudiando la polarización de los haces de luz al pasar a través del cuarzo.

Advertisement

Con esta estructura 5D, los científicos de la Universidad de Southampton aseguran que es posible almacenar hasta 360 terabytes de datos. En 2013 consiguieron demostrar la tecnología grabando un archivo de texto de 300 KB sobre el cuarzo y hoy ya tienen varias obras almacenadas en los pequeños discos de cristal, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Carta Magna, la Biblia del rey Jacobo y, por supuesto, Opticks de Isaac Newton.

El almacenamiento ofrece una durabilidad sin precedentes: tiene una estabilidad térmica de 1.000 ºC y una vida útil de 13.800 millones de años a 190 ºC —en otras palabras, dura para siempre. “Es emocionante pensar que hemos creado la tecnología para conservar los documentos e información y almacenarla en el espacio para las generaciones futuras” comenta Peter Kazansky, uno de los autores del estudio. Los científicos creen que ésta es la tecnología que preservará todo el conocimiento humano cuando ya no estemos. [Universidad de Southampton]

Sponsored

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)