En agosto del año pasado, la NASA levantó un revuelo en la comunidad científica al publicar un informe en el que aseguraba que un motor que supuestamente contradice las leyes de la física realmente funcionaba. Los más escépticos aseguraban que este propulsor “imposible” nunca funcionaría en el vacío del espacio. De nuevo se equivocaban. (O no: una visión contraria > Por qué el polémico motor EmDrive es realmente imposible según la física).

El motor en cuestión es el EmDrive creado por el ingeniero británico Roger Shawyer en 2006, y la razón por la que la comunidad científica se muestra tan escéptica es que el propulsor contradice las leyes actuales de la física. El problema es que EmDrive no quema ningún tipo de combustible convencional para generar impulso. Simplemente transforma electricidad en impulso moviendo microondas dentro de un tanque. Según la ley de conservación del movimiento, esto es imposible.

En 2008, un grupo de investigadores chinos publicaron un estudio en el que confirmaban que el EmDrive funcionaba de verdad, pero nadie les creyó. Más tarde, la NASA fabricó su propio EmDrive e hizo sus pruebas. Los resultados fueron positivos, pero levantaron muchas suspicacias. La principal es que nadie, ni siquiera la NASA, ha logrado explicar exactamente cómo es posible que este propulsor funcione. El científico de la NASA Harold White ofrece la siguiente hipótesis aún no demostrada:

El impulso del propulsor EM Drive podría deberse al vacío cuántico, un concepto de la teoría cuántica de campos que se refiere al estado cuántico con la menor energía posible. Este vacío se comportaría como lo hacen los iones que sirven de propelente en un motor magnetohidrodinámico, un sistema que electrifica las partículas y las dirige mediante campos magnéticos para impulsar una nave espacial en la dirección opuesta.

Algo así como los motores de iones, pero sin necesidad de quemar ningún tipo de combustible más allá del que proporciona el vacío cuántico. Sonar, desde luego, suena fabuloso y futurista. El motor que la humanidad está esperando para viajar a otros planetas.

La primera prueba en vacío

El informe del año pasado de la NASA recibió muchas críticas. Muchos escépticos atribuían los resultados positivos de las pruebas a interferencias en los sistemas utilizados para medir el impulso del EmDrive. También se dijo que el supuesto impulso podía deberse a corrientes térmicas de convección causadas por las microondas liberadas en el proceso. Si estos comentarios estaban en lo cierto, el motor EmDrive nunca podría funcionar en un vacío como el del espacio.

Sin embargo, sí que ha funcionado. La NASA acaba de publicar nuevos datos en la web NASA Space Flight donde se dabatió el informe original. Los científicos de la agencia aseguran haber revisado las pruebas y haber probado el EmDrive en una cámara de vacío. El motor sigue proporcionando impulso. De nuevo, la NASA ha publicado los resultados para que la comunidad científica pueda analizarlos y proponer nuevas pruebas, objeciones o mejoras.

Advertisement

Advertisement

El impulso que genera un motor EMDrive depende exclusivamente de la potencia eléctrica que se le aplique. Un motor de 100 vatios generaría tan solo 50 micronewtons de impulso, pero un motor alimentado por un generador nuclear de entre 1 y 100 megavatios no solo sería perfectamente apto para propulsar naves en viajes espaciales. Los revolucionaría por completo.

El germen de un motor Warp

Según los cálculos de la NASA, un motor EmDrive alimentado por un generador nuclear portátil de 2 megavatios permitiría a una nave tripulada llegar a Marte en tan solo 70 días. Siendo menos ambiciosos, un propulsor de este tipo con tan solo 6 kilovatios (obtenidos mediante paneles solares) generaría el impulso necesario para mantener un satélite geoestacionario en órbita indefinidamente y reduciría la carga que los cohetes actuales necesitan poner en órbita de 3 toneladas a solo 1,3. También permitiría a la Estación Espacial Internacional prolongar años su vida útil sin que las naves que se acoplan a la estación tengan que impulsarla de vez en cuando para corregir su órbita.

Advertisement

Entrando ya en terreno de la casi ficción, si consiguen explicar cómo funciona el motor EmDrive y logran replicarlo, aumentar su potencia y perfeccionarlo, este propulsor podría ser el punto de partida para los motores warp capaces de doblar el espacio-tiempo para viajar más rápido que la luz. La NASA ya ha realizado las primeras pruebas con lo que basicamente es un motor EMDrive contenido en un recipiente en forma de píldora y los resultados captados mediante un interferómetro son consistentes. Por supuesto, aún quedan años de desarrollo y, sobre todo, llegar a una explicación válida para los motores EmDrive. Como apunta la propia NASA:

Después de varios informes consistentes que han registrado impulso por parte del EmDrive en Estados Unidos, Reino Unido y China (con niveles de impulso que exceden en varios miles de veces a los de un cohete Photon, y ahora confirmados bajo condiciones de vacío) es crucial responder a una pregunta: ¿De donde procede el impulso?

[vía NASA Space Flight]

Advertisement

Fotos: NASA. Foto del prototipo de EM Drive: Elvis Popovic

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)