Foto: Bettina Armold / Universidad de Wisconsin-Milwaukee

Dicen que las bebidas alcohólicas mejoran con la edad. Si es por eso, esta espirituoso debe ser estupendo porque lo han elaborado a partir de los restos encontrados en un caldero de bronce de 2.500 años de antigüedad. La bebida se llama Braggot, y recuerda un poco, dicen, al vino de Oporto.

Todo empezó en la excavación arqueológica de los restos de una tumba de la edad de Hierro en lo que hoy es Alemania. El equipo de las Universidades de Wisconsin y Milwaukee a cargo del proyecto desenterró un caldero ceremonial de unos 14 litros de capacidad. La pieza contenía restos de una bebida alcohólica pegados a las paredes, así que un paleobotánico analizó su composición y encontró lo que parecía ser un licor.

Advertisement

Advertisement

Co los ingredientes de la receta ya aislados, la curiosidad por saber qué tipo de licor era llevó al equipo a buscar la colaboración de los especialistas de la cervecería Lakefront Brewery en Milwaukee. ¿El objetivo? Tratar de elaborar de nuevo la mezcla. Chad Sheridan, de Lakefront Brewery identificó inmediatamente la bebida como un Braggot.

Foto: Bettina Armold / Universidad de Wisconsin-Milwaukee

El Braggot no es otra cosa que una variante de la bebida fermentada que se considera precursora de la cerveza: el aguamiel o hidromiel. Esta bebida milenaria se elabora a partir de agua, miel y alguna sustancia para fermentar la mezcla. En el caso del Braggot encontrado en Alemania, a los ingredientes tradicionales de miel y malta de cebada, se han añadido hojas de menta y Altarreina (una planta silvestre llamada Ulmaria).

Estos dos últimos componentes no son típicos de la bebida y parece que se han usado solo para dar aroma a la mezcla. Por lo demás, el Braggot es un paso intermedio entre la hidromiel y la cerveza que fue muy popular durante siglos en toda Europa. El resultado, según los arqueólogos, es una bebida dulce pero seca, no muy diferente al vino de Oporto, y con un intenso aroma herbal.

Sponsored

El alcohol ha sido compañero inseparable de los eventos importantes de la humanidad casi desde sus comienzos. En la Edad de hierro era frecuente beber en acontecimientos importantes como bodas, inauguraciones o, en este caso, funerales. De momento Lakefront Brewery ha desestimado comercializar la mezcla por considerar que no tiene suficiente público. [vía NPR]