Carl Sagan es un conocido astrónomo, cosmólogo, autor y, lo más obvio, comunicador de la ciencia y presentador del programa Cosmos. Sus opiniones científicas y sobre la vida en general son fuente de inspiración y reflexión. Echemos un vistazo a algunas de sus ideas que pueden ser útiles para todos.

Usa tu "kit del escéptico"

Sagan fue, ante todo, un científico; eso significa que tenía una visión muy específica del mundo. En su libro El mundo y sus demonios, describe lo que llama "el kit del escéptico". Es esencialmente un método para probar argumentos y encontrar falacias. Es una excelente herramienta para el pensamiento escéptico. He aquí parte de su kit:

  • Siempre que sea posible debe haber una confirmación independiente de los "hechos".
  • Impulsar el debate de la evidencia por los defensores de todos los puntos de vista.
  • Los argumentos de autoridad tienen poco peso – las "autoridades" han cometido errores en el pasado. Por lo tanto, lo harán en el futuro. Una mejor manera de decirlo es que en la ciencia no hay autoridades, a lo mucho, hay expertos.
  • Considera más de una hipótesis. Si hay algo que explicar, piensa en todas las maneras diferentes en las que se puede explicar. Luego piensa en pruebas para refutar sistemáticamente cada una de las alternativas. La que sobreviva, la hipótesis que resista las pruebas de selección darwiniana entre "múltiples hipótesis de trabajo", tiene una mejor oportunidad de ser la respuesta correcta que simplemente considerar la primer idea que venga a la mente.
  • Trata de no apegarte a una hipótesis solo por que es la tuya. Es solo una parada en la búsqueda de conocimiento. Pregúntate a ti mismo por qué te gusta la idea. Compara con otras alternativas. Mira si puedes encontrar razones para rechazarla. Si tú no lo haces, otros lo harán.

El kit de Sagan no solo es para la ciencia, por supuesto. Puede aplicarse a todo, desde debates presidenciales hasta estadísticas. Cuando desafías esos sesgos, tendrás un mejor punto de vista. Es también una buena herramienta si estás creando un argumento en el trabajo, dando una presentación en la escuela, o solo teniendo un debate durante la cena. Si eres bueno para detectar falacias, tus argumentos en el futuro serán mejores también.

Examina tus propias creencias

Cuando quieres que algo sea cierto, es fácil engañarte a ti mismo. Incluso si no es posible probar el punto. Al hablar con su hija sobre el más allá, Sagan dijo lo siguiente:

Entonces él me dijo, con mucha ternura, que puede ser peligroso creer cosas solo porque quieres que sean ciertas. Puedes verte engañado si no te cuestionas a ti mismo y a otros, especialmente a las personas en una posición autoritaria. Me dijo que todo lo que es verdaderamente real puede resistir el escrutinio.

Dicho esto, tus creencias en la vida después de la muerte no deben verse afectadas. El punto aquí tiene que ver con cómo mantenerse a raya. Constantemente nos engañamos a nosotros mismos para amar ciertas cosas, pensando que somos los mejores, o con cualquier otra cosa. Nos lavamos el cerebro porque queremos que algo sea verdad, pero eso nos detiene a descubrir cosas nuevas.

Recuerda tu lugar en el universo

Es fácil quedarse atrapado en tus propios problemas y olvidarte del resto del mundo. Pero el famoso discurso Un punto azul pálido de Sagan, nos recuerda precisamente eso. No importa qué tanto creemos en la importancia de nuestros problemas, en realidad no son nada en el gran esquema de las cosas. Sagan lo dice maravillosamente aquí:

Nuestras posturas, nuestra importancia imaginada, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un punto solitario en la envolvente oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay indicio de que la ayuda llegará desde otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

Sagan dijo mucho más de esto en sus libros y en Cosmos, pero hizo eco de una idea similar para su hija también:

Tú estás viva en este segundo. Eso es una cosa increíble, me dijo. Cuando consideras el número infinito de bifurcaciones en el camino que conduce al nacimiento de una persona, deberías estar agradecida que tú estás en este segundo. Piensa en la enorme cantidad de universos alternos que pudieron ser, por ejemplo, si tus tatara-tatara-abuelos nunca se hubieran encontrado y tú nunca hubieras nacido. Además, tienes el placer de vivir en un planeta en el que evolucionaste para respirar el aire, beber el agua y amar el calor de su estrella más cercana. Estás conectada a muchas generaciones a través de tu ADN – y, aún más atrás, al Universo, porque cada célula en tu cuerpo fue cocinada en los corazones de las estrellas. Somos polvo de estrellas, mi papá dijo, y me hizo sentir de esa manera.

Cuando todo se reduce a eso, se trata de perspectiva. No necesitas pensar en la magnitud a la que Sagan hace referencia aquí, pero recuerda que el punto de vista del mundo es diferente para cada quien. Ya sea que estés tratando con la negatividad, resolviendo problemas o lidiando con memorias dolorosas, tratar de asumir una perspectiva diferente siempre merece la pena.

Diversifica tu conocimiento

Es fácil quedarse atrapado en un solo campo de estudio y después pasar todo tu tiempo pensando en ello. Pero, como sabemos, los proyectos secundarios merecen la pena y diversificar tus habilidades es una gran manera de asegurar que siempre tendrás un trabajo. Sagan sabía esto y aunque pasó mucho tiempo pensando acerca del cosmos, también empleó su tiempo investigando otras cosas. Esta lista de lectura de la Biblioteca del Congreso, en Estados Unidos, demuestra cuánto tiempo pasó leyendo fuera de su campo. Estas son solo algunas de sus selecciones:

Hay un sinnúmero de autores en esta lista que no esperarías ver, incluyendo historias de Aldous Huxley, Ray Bradbury, y otros. El punto es que Sagan sabía que diversificar su conocimiento del mundo fuera de la ciencia era esencial para el pensamiento creativo. Claramente le funcionó, dado que Sagan no solo se convirtió en un gran científico, sino también en un excelente narrador de historias fantásticas y comunicador.

Imagen de portada: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)