Foto: Shutterstock

No hay cámara que haya logrado emular toda la increíble capacidad visual de nuestros ojos, pero hasta los mejores dispositivos tienen algunos fallo de vez en cuando y eso no significa que estén averiados. A continuación os explicamos cuatro curiosos fenómenos cotidianos de nuestra visión que son perfectamente normales.

Los cuatro fenómenos pertenecen a un interesante vídeo de Inés, la presentadora de Drawcuriosity en el que explican qué es lo que causa que de vez en cuando veamos motas flotando sobre el ojo o extraños puntos luminosos. Este es el vídeo. Bajo él os resumimos los cuatro efectos.

Advertisement

Cuerpos flotantes

Cuando miras hacia una superficie uniforme de color claro, como una pared blanca puedes apreciar diminutos filamentos de diferente tamaño y forma flotando sobre el ojo. En realidad no están sobre el ojo, sino dentro. son las miodesopsias, pequeños cadenas de proteínas residuales que flotan dentro del humor vítreo. Están asociadas al envejecimiento y, aunque se consideran un defecto de la visión son completamente inocuas.

Fenómeno entóptico de campo azul

Bajo este extraño nombre se ocultan unos tenues destellos blancos que se mueven de forma rápida e irregular en los bordes del campo de visión, sobre todo cuando se mira a una luz azul brillante.

Sponsored

Estos puntos no son otra cosa que glóbulos moviéndose por los capilares frente a nuestra retina. La adaptación del ojo y de nuestro cerebro hace que normalmente no veamos los capilares, pero los glóbulos blancos, son mucho más raros que los rojos y no absorben la luz azul. A resultas de ello, estas formidables células de nuestro sistema defensivo crean vacíos en el torrente sanguíneo que el ojo y el cerebro interpretan como puntos blancos.

Nieve visual

Una cosa en la que no solemos reparar es en que no todos vemos igual. Algunas personas viven toda su vida viendo las cosas con un leve efecto de estática, como si la imagen se hubiera superpuesto a un televisor sin sintonizar. Este ruido, que puede ser más o menos intenso, les acompaña toda la vida y es normal. Se conoce como nieve visual. Algunas personas lo perciben más sobre unos colores determinados.

En realidad, no afecta a todo el mundo. Eso y su caracter leve ha hecho que solo se haya interpretado como trastorno desde hace pocos años. Tampoco se conoce su origen. Tan solo que está asociado a un exceso de actividad metabólica en una región del cerebro (como si se tratara de una interferencia) y que podría estar asociado a las migrañas.

Fosfenos

El último efecto es el que está detrás de la popular expresión “Ver las estrellas”. Los fosfenos son manchas luminosas de diferentes colores que percibimos brevemente en determinados momentos como cuando estornudamos muy fuerte o nos frotamos los ojos intensamente. La mayor parte de las veces, estos patrones de luz y color se deben precisamente a la estimulación mecánica del ojo, que hace que algunos fotorreceptores se disparen. Las corrientes eléctricas, magnéticas o algunas drogas también pueden disparar este fenómeno que siempre es pasajero y breve.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.