Tu dices A, yo digo B. Suena parecido, pero no es igual. De hecho es completamente diferente. ¿Cómo sería si lo reprensentáramos en sonidos? Eso es justo lo que Charlene deGuzman and Miles Crawford han intentado mostrar en este duelo de baterías: representar una conversación cotidiana de pareja a base de música, notas y golpes de batería. El resultado es curioso y original. Otra forma de ver el día a día: con ritmo. [Tastefully Offensive]