Un cometa, bautizado por la NASA como “Spooky” (fantasmal o escalofriante) pasará durante el día de Halloween muy cerca a la Tierra, aunque no supone ningún peligro para nosotros. Eso sí, las nuevas imágenes del cometa capturadas por el telescopio infrarrojo de la NASA nos dan un mejor vistazo, y parece una calavera humana. Algo acorde a la fecha, suponemos.

Advertisement

En primer lugar la NASA creía que se trataba de un asteroide, pero después de analizarlo mejor con su telescopio infrarrojo (IRTF) ubicado en Hawái, han determinado que se trata de un cometa muerto, lo que quiere decir que posee la reflectividad característica de un cometa pero no la nube de gas y polvo que forma la conocida “cola” del cometa.

Pero más allá de eso, lo más importante de todo este anuncio y descubrimiento es que muy bien el cometa podría ser una calavera alienígena gigante que pasará cerca de nuestro planeta, para darnos un vistazo detallado.

O, por supuesto, podría ser otro caso más de pareidolia, el fenómeno psicológico que nos hace percibir de forma errónea cualquier objeto o imagen y la confundimos con alguna otra forma que sí sea reconocible para nuestra mente. Yo me inclino por la primera alternativa, pero la NASA nos asegura que es la segunda, que no hay calaveras-cometas ni cangrejos marcianos.

Advertisement

El cometa “Spooky” (cuyo nombre real es Asteroide 2015 TB145) pasará apenas a una distancia de 486.000 kilómetros de la Tierra (1.3 distancias lunares), y tiene una dimensión de unos 600 metros de diámetro. La NASA, de nuevo, nos recuerda que no supone ningún peligro, pero nuestros compañeros de Estados Unidos han hecho un vídeo genial en el que nos explicaría qué sucedería si el cometa-calavera chocara con la Tierra, y la respuesta es: nada bueno. [vía NASA]

Imagen y GIF: NASA.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)