Captura de pantalla: South China Morning Post (YouTube)

OcurriĆ³ en el Hospital de la Universidad de Yangzhou, China. Un paciente acude al centro aquejado de una horrible sensaciĆ³n, como si algo estuviera viviendo en el interior de su cabeza picĆ”ndole en repetidas ocasiones. El hombre no estaba equivocado. TenĆ­a instalada una pequeƱa criatura que habĆ­a convertido su oĆ­do en su hogar.

Cuando el paciente llegĆ³, lo primero que hicieron los mĆ©dicos fue hacerle un examen de la zona. AllĆ­ encontraron algo inusual: una pequeƱa araƱa anidando que llevaba tanto tiempo dentro que era capaz de juguetear y girar con su propia telaraƱa. Como explicĆ³ el doctor Zhang Pan que lo atendiĆ³:

No lo notĆ© al inspeccionar su oreja en una primera revisiĆ³n. Sin embargo, utilizando un endoscopio, descubrĆ­ una pequeƱa araƱa viviendo en el interior.

Los mĆ©dicos trataron que sacarla con unas pinzas, pero la criatura se resistiĆ³. Tras este primer intento, un especialista decidiĆ³ eliminarla aplicando gotas mientras filmaba la escena. Lo que podemos ver a continuaciĆ³n es cĆ³mo la araƱa se escapa mientras, lo que hasta hace poco era su ā€œcasaā€, se inunda:

Al parecer, los insectos que se arrastran en los oĆ­dos de las personas son raros, aunque no tan raros como quisiĆ©ramos. SegĆŗn el doctor Erich Voigt, de la Universidad de Nueva York:

He visto araƱas hacer una redes en el canal auditivo. TambiĆ©n pueden ingresar polillas pequeƱas e insectos voladores. Una vez tuve un caso donde una cucaracha se alojĆ³ en el oĆ­do de una mujer durante nueve dĆ­as. Las cucarachas tienden a atascarse en el interior y rayarĆ”n el tĆ­mpano con sus patas delanteras.

Advertisement

De hecho, no se trata del Ćŗnico documento visual de este tipo. Hace unos aƱos, un hombre en la India acudiĆ³ a un hospital con una picazĆ³n en la oreja. Le encontraron un enorme grillo viviendo en su interior. La criatura, al igual que la araƱa de la noticia, la sacaron mientras una cĆ”mara filmaba la escena:

Cuentan los investigadores que, en la mayorĆ­a de los casos, los insectos se alojan en los orificios simplemente buscando un lugar agradable y tranquilo para vivir. Estas criaturas no tienen la culpa de que los pacientes afectados sientan ese irremediable picor en todo el cuerpo, muy parecido al que probablemente tienes en estos momentos. [IFLScience]