Alemania se convierte en el primer pa√≠s de Europa en el que los padres podr√°n decidir legalmente entre tres posibles g√©neros al nacer: masculino, femenino e indeterminado. La nueva ley aprobada en el parlamento alem√°n entra en vigor el uno de noviembre, y pone fin a los problemas administrativos asociados a un trastorno m√©dico poco com√ļn: la intersexualidad.

La intersexualidad es una condición de nacimiento por la que algunos bebés muestran discrepancias entre su sexo cromosómico y sus atributos sexuales físicos. No se trata de una enfermedad, sino de un trastorno del desarrollo reconocido por las sociedades de endocrinología pediátrica estadounidenses y europeas.

Uno de los problemas asociados a la intersexualidad es que, a menudo, los padres se ven legalmente empujados a decidir el sexo de su beb√© antes de que este desarrolle una identidad sexual propia. La nueva legislaci√≥n alemana reconoce oficialmente la existencia del g√©nero indeterminado para permitir que el menor pueda decidir m√°s tarde cambiar su g√©nero y someterse, en caso necesario, a las operaciones pertinentes, o mantener su identidad andr√≥gina si lo desea. Se considera que la identidad sexual comienza a desarrollarse hacia los siete a√Īos.

Alemania sigue el camino marcado por Australia, que ha sido el primer pa√≠s del mundo en reconocer la intersexualidad como un g√©nero aparte en documentos legales. Se prev√© que el resto de pa√≠ses de la Uni√≥n Europea orienten sus leyes tambi√©n en este sentido. En un curioso primer paso, Suecia anunci√≥ el a√Īo pasado la incorporaci√≥n de un nuevo pronombre de g√©nero neutro (Hen) que se une a los pronombres √©l (Han) y ella (Hon). [Spiegel Online]

Advertisement

Foto: Holbox/Shutterstock