Las autoridades de Tel Aviv, en Israel, están haciendo los preparativos para construir un medio de transporte que hará mucho más futurista el perfil de la ciudad. Se trata de un monorrail de levitación magnética cuyos vagones individuales podrán llamarse desde una aplicación móvil.

El sistema se llama Skytran y su tecnología está basada en los trenes Maglev o de levitación magnética combinados con un software desarrollado por la NASA. La idea es dotar a Tel Aviv de una red de raíles elevados unos seis metros del suelo por los que circularán cápsulas con capacidad para dos personas, y alimentadas por la propia electricidad de la vía.

Las cápsulas pueden llamarse mediante una aplicación para móviles y salen desde estaciones a distinto nivel repartidas por toda la ciudad. Desde esas estaciones, los módulos se incorporan a una red automatizada en la que todos los vehículos están gestionados por un ordenador que regula su posición y velocidad.

Se pretende que el precio del sistema sea similar al de un taxi convencional, sólo que no depende del estado del tráfico. Otros países como Indonesia, La India o Malasia están considerando este medio de transporte para sus capitales. Os dejamos con un vídeo promocional, y más imágenes conceptuales del invento. [Skytran vía Designboom]