¿Cómo comprobar si un organismo vivo sobrevive al espacio exterior? Lanzándolo ahí fuera, literalmente. Es, más o menos, lo que hacen en la Estación Espacial Internacional (ISS) con bacterias, hongos y hasta artrópodos: los depositan en una especie de caja, la acoplan a la ISS sin ningún tipo de protección, y a esperar a ver qué ocurre.

Esa caja es la que ves en la foto de arriba, con diferentes compartimentos en los que el pasado agosto se depositaron hasta 46 especies diferentes de bacterias y artrópodos. Permanecerán allí 18 meses expuestos a las condiciones extremas del espacio exterior: temperaturas de -12ºC o hasta 40ºC, radiación solar, ausencia de gravedad... Es parte del experimento de la ESA Expose-R2. Los astronautas Alexander Skvortsov y Oleg Artemyev acoplaron el compartimento a la ISS hace 4 meses (debajo). En 2015 sabremos qué ha ocurrido.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)