Astrónomos confirman la recepción de unas misteriosas señales de radio

En 2007, el radiotelescopio Parkes, en la región australiana de Nueva Gales del Sur, recibió una señal de radio inusitadamente fuerte proveniente del espacio. La señal, bautizada como FRB 121102, era tan intensa que incluso se puso en duda su procedencia espacial. Hoy, el radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, ha logrado confirmar la existencia de esa señal de radio, aunque se sigue sin saber qué la origina.

FRB 121102 no emite continuamente. Por el contrario, es muy esporádica. Desde 2007 apenas se han captado una docena de estos pulsos, y todos desde la instalación de Parkes, lo que no descartaba que se tratara de una interferencia de origen terrestre.

Advertisement

El hecho de haber recibido la señal en Arecibo, que alberga la antena de radio convergente única más grande y curvada del mundo (305 metros de diámetro), permite comenzar a estudiar la señal con la garantía de que su origen es espacial. FRB 121102 es muy intensa y muy corta, con picos muy elevados que apenas duran unos milisegundos. Su nombre viene de la expresión Pulso rápido de radio (Fast Radio Burst). También se la conoce como Pulso de Lorimer, en atención al astrónomo que la descubrió.

Al no tratarse de una señal recurrente, se ha descartado que esté originada en un Pulsar. Los astrónomos barajan varias hipótesis. La primera es que se trate de un Blitzar. Este objeto astronómico aún no confirmado es una estrella de neutrones cuya masa es lo bastante grande como para colapsar en un agujero negro. Sin embargo, gira tan rápido que la fuerza centrífuga impide que colapse. Eventualmente, el campo magnético de la estrella pierde fuerza y esta colapsa, enviando un torrente de radio masivo antes de convertirse en un agujero negro. Por el momento, la existencia del Blitzar es sólo una teoría.

Otras opciones para explicar el origen de FRB 121102 son estrellas de neutrones con campos magnéticos especialmente fuertes, o explosiones de rayos gamma vinculadas a Supernovas. La dispersión de la señal apunta a que estos pulsos se generaron a miles de millones de años luz. [Arxiv vía Nat Geo]

Advertisement

Fotos: Interpretación artística de un Blitzar (NASA) y radiotelecopio de Arecibo (AP Images)

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story