Se llama ROXs 42Bb. Est√° a 500 a√Īos luz de la Tierra, y los astr√≥nomos no se ponen de acuerdo a la hora de clasificarlo. Este aut√©ntico eslab√≥n perdido espacial podr√≠a ayudar a comprender los procesos de formaci√≥n de estrellas, y su relaci√≥n con los planetas gaseosos gigantes.

ROXs 42Bb es demasiado grande para ser considerado un gigante gaseoso como J√ļpiter, al que supera nueve veces en tama√Īo. Sin embargo, es demasiado peque√Īo para ser considerado una enana marr√≥n. Las enanas marrones son estrellas que no han alcanzado la suficiente masa como para mantener reacciones nucleares constantes, y por ello tienen menos brillo y temperatura. Estas estrellas fallidas suelen tener un tama√Īo entre 13 y 80 veces el de J√ļpiter.

Otro detalles extra√Īo es que este extra√Īo h√≠brido entre estrella y planeta est√° demasiado lejos de su sol como para haber nacido seg√ļn lo que sabemos sobre los procesos de formaci√≥n de planetas. El objeto est√° a 156 unidades astron√≥micas de su sol, que es unas 30 veces la distancia de J√ļpiter al sol, y mucha mayor distancia que la de, por ejemplo, Neptuno, que est√° a 32,4 unidades astron√≥micas de nuestra estrella.

Advertisement

Los astrónomos explican esta distancia mediante la denominada Teoría de inestabilidad de disco. Con todo, es muy probable que tengan que crear una nueva categoría para ROXs 42Bb. El descubrimiento corre a cargo de un grupo internacional de astrónomos a partir de datos suministrados por el telescopio Mauna Kea, en Hawaii y el observatorio W.M. Keck. Los resultados completos del estudio podéis leerlos (en inglés) en la publicación Astrophysical Journal. [Astrophysical Journal]

Imagen: Interpretación artística de una enana marrón / Jon Lomberg