Un mosquito Aedes Aegypti extrae sangre de un humano.
Photo: U.S. Department of Agriculture (Flickr)

Los mosquitos tienen un nuevo enemigo: el titán de la tecnología Bill Gates. Esta semana Gates y su fundación se han comprometido a donar poco más de 4 millones de dólares para crear un nuevo mosquito denominado el “mosquito amable” con motivo de erradicar a la malaria. El nombre sin duda está relacionado con la principal función de este mosquito: matar a su propia especie mediante el sexo.

Advertisement

Gates le donará el dinero a la empresa de ingeniería genética británica Oxitec, que fabricará mosquitos machos con un gen “limitante” para fornicar con mosquitos hembras portadoras de malaria, una enfermedad que mata a casi medio millón de personas al año. Al aparear con las hembras, que son las únicas que muerden a los humanos, los mosquitos amables le pasan este gen a sus crías.

El gen mata a los descendientes de estos mosquitos antes de que se conviertan en adultos, que es cuando empiezan a morder a las personas e infectarlas con malaria.

No es la primera vez que Oxitec haya utilizado mosquitos genéticamente fabricados para eliminar a Aedes aegypti, uno de los mosquitos portadores de enfermedades. La empresa ha liberado a sus mosquitos amables en Brasil, las Islas Caimán o Panamá para combatir contra el Zika, dengue o la fiebre amarilla, de acuerdo con lo que le comentó la empresa a Business Insider. En ciertos casos, la empresa ha logrado reducir la población de Aedes aegypti por un 90%.

Advertisement

No obstante, Oxitec no es la única empresa utilizando la ingeniería genética para eliminar las enfermedades. El año pasado, Google soltó 20 millones de mosquitos en un barrio de California para intentar controlar el Zika. Google infectó sus mosquitos machos con la bacteria Wolbachia, que impiden que los huevos de las mosquitos hembras se desarrollen correctamente. Por lo tanto, los huevos no nacen.

Algunos grupos ecológicos están en contra del uso de mosquitos genéticamente alterados para combatir contra estas enfermedades. Argumentan que no sabemos cómo la reducción en la población de mosquitos afectará a los ecosistemas frágiles de la Tierra. Sin embargo, los científicos que trabajan en estas iniciativas genéticas afirman que su objetivo no es eliminar a todos los mosquitos, sino eliminar a las enfermedades que matan a los humanos.

Advertisement

“Si tenemos éxito, las personas ni se enterarán”, dijo el biólogo molecular Tony Nolan, que trabaja con mosquitos genéticamente modificados en Imperial College London. “Habrá una abundancia de mosquitos por allí”.

[Business Insider]