La nube donde guardas tus archivos ya no es el Ășltimo grito. Un grupo de investigadores de la Universidad de OregĂłn acaban de descubrir que los seres humanos vivimos rodeados de una nube personal de microbios. Por si esto fuera poco, cada nube es irrepetible, como una huella dactilar.

Para su estudio, los investigadores han analizado la presencia de diversos grupos de bacterias en 312 individuos aislados en una cĂĄmara estĂ©ril. Las bacterias estudiadas son grupos de microorganismos comĂșnmente asociados con los seres humanos, como los Streptococcus, las Propionibacterium o las Corynebacterium. El estudio ha secuenciado hasta 14 millones de muestras provenientes de los individuos aislados en un entorno donde las Ășnicas bacterias son las que ellos hayan traĂ­do consigo.

Advertisement

El resultado de los anĂĄlisis confirma, en primer lugar, que los seres humanos vivimos rodeados de una nube de bacterias que nos envuelve permanentemente.

AĂșn no se conoce con exactitud cuĂĄl es la funciĂłn (si es que tiene alguna) de este microbioma, que es como lo han llamado los cientĂ­ficos. Tan solo se ha constatado su existencia y otro detalle aĂșn mĂĄs interesante. La nube de cada persona es Ășnica en proporciĂłn, nĂșmero y gĂ©nero de bacterias.

Advertisement

AĂșn hay que hacer mĂĄs pruebas, pero el descubrimiento podrĂ­a servir para identificar de forma inequĂ­voca a un individuo de otro como si se tratara de una huella dactilar. SerĂ­a posible, por ejemplo, determinar si una persona ha estado recientemente en una habitaciĂłn simplemente analizando una muestra de aire. Lo que aĂșn no se sabe seguro es si el mĂ©todo servirĂ­a para reconocer unas personas de otras en una sala atestada de gente. [vĂ­a Phys.org]

Foto: Jezper / Shuterstock

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)