Desde mucho antes de la hist√≥rica llegada del Apolo 11 a la Luna, los astronautas ya estaban entrenando ante las condiciones de la vida en nuestro sat√©lite natural, bas√°ndonse en todo lo que conoc√≠amos sobre este. ¬ŅY cu√°l era la mejor forma para simular las caminatas lunares? Caminar sobre las paredes.

Advertisement

En el a√Īo 1964 la NASA estren√≥ su centro de entrenamiento de caminatas lunares en el centro de investigaci√≥n Langsley. Simular la gravedad de la Luna no era tarea f√°cil, por lo que se les ocurri√≥ que la √ļnica forma de permitir a los astronautas saltar libremente y librarlos de m√°s del 83% de su peso era... hacerlos caminar por las paredes.

La gravedad de la luna es de apenas 1.62 m/s¬≤, mientras que la de la Tierra es de 9.78 m/s¬≤, por lo que en la Luna solamente ‚Äúsentimos‚ÄĚ una sexta parte de nuestro peso sobre su superficie. Colgando a los astronautas sobre una ‚Äúpared‚ÄĚ ubicada en una posici√≥n espec√≠fica y con cierto √°ngulo de inclinaci√≥n, la NASA lograba simular esta condici√≥n, y as√≠ preparar a los astronautas para su viaje, hasta que por fin en el a√Īo 1969 Neil Armstrong y Buzz Aldrin nos contaron c√≥mo era cambiar sobre la Luna, dado que lo vivieron en carne propia.

Advertisement

[vía NASA]

Im√°genes: NASA.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)