Una ara√Īa Pamphobeteus sp arrastrando al oposum al que acaba de capturar.
Foto: Maggie Grundler / Universidad de Michigan (Amphibian & Reptile Conservation)

‚ÄúAl principio pataleaba, pero en apenas 30 segundos dej√≥ de moverse.‚ÄĚ El bi√≥logo Michael Grundler describe de esta cruda manera los √ļltimos momentos de un op√≥sum cazado por una tar√°ntula del tama√Īo de un plato. La escena suced√≠a en el Amazonas, y es la primera vez que se observa.

El inquietante v√≠deo forma parte de un exhaustivo estudio de campo llevado a cabo por Grundler y su equipo en la selva amaz√≥nica. Los investigadores llevan a√Īos observando el eterno ciclo entre depredadores y presas en este complejo ecosistema y acaban de publicar sus resultados.

Resulta que la selva amaz√≥nica no es el mejor lugar del mundo para tener una esperanza de vida larga si eres un peque√Īo vertebrado. Eso no es del todo inesperado. Lo realmente sorprendente es que las vidas de lagartos, ranas, ratones u op√≥sums no suelen terminar en las fauces de un gran depredador, sino entre las mand√≠bulas de las diferentes especies de artr√≥podos de gran tama√Īo que habitan la selva. En otras palabras, que los principales depredadores de animales de peque√Īo tama√Īo son sobre todo ara√Īas y ciempi√©s.

Pr√°cticamente todos los avistamientos de interacciones entre depredador y presa suceden a nivel de suelo y en plena noche. Los v√≠deos e im√°genes (algunas bastante terribles) se obtuvieron en las regiones de Loreto y Madre de Dios, al norte de Per√ļ. En el caso del op√≥sum, los investigadores escucharon un sonido de agitaci√≥n en las hojas del suelo y enfocaron con la linterna. En ese momento vieron una tar√°ntula del orden de los Mygalomorphae del tama√Īo de un plato llano sobre el cuerpo de un op√≥sum joven que ya se debat√≠a presa del veneno paralizante de la ara√Īa. Un experto en op√≥sum del Museo Americano de Historia Natural confirm√≥ m√°s tarde que se trata del primer caso de una de estas ara√Īas atacando a un op√≥sum del que se tiene constancia en v√≠deo.

Advertisement

Ara√Īas Ancylometes sp y Phoneutria sp atacando ranas.
Foto: Emanuele Biggi (A) y Francesco Tomasinelli (B (Amphibian & Reptile Conservation)
Foto: Emanuele Biggi (A) y Francesco Tomasinelli (B (Amphibian & Reptile Conservation)

Advertisement

Los resultados del estudio acaban de publicarse en la revista Amphibian & Reptile Conservation. Aparte de ser √ļtiles para el estudio del ecosistema, confirman que la selva es un lugar terror√≠fico si apenas mides unos pocos cent√≠metros. [Amphibian & Reptile Conservation v√≠a IFL Science]