Hace unas horas se dio uno de esos eventos que aparecen rara vez: la explosión de un meteorito en el cielo cerca de New Haven, Michigan, a unos 60 kilómetros de Detroit. El Servicio Geológico ha explicado que la explosión causó suficiente fuerza como para registrarse como un terremoto de magnitud 2.0.

Fue una ráfaga, apenas unos segundos donde el cielo nocturno se iluminó brevemente en Michigan con un destello de luz acompañado de un fuerte ruido que sorprendió a los residentes. Afortunadamente, algunas personas pudieron captar la escena. 

La pieza que ha tenido más visitas es el vídeo donde se muestra a los conductores que presenciaron en la carretera el fugaz paso de esa roca que emitía una luz antes de desintegrarse. De hecho, muchos de ellos han comentado a los medios estadounidenses que parecía dirigirse directamente hacia algunos vehículos que circulaban por la autopista antes de desaparecer.

Advertisement

Por su parte, la Oficina de Seguridad Nacional y Administración de Emergencias recibió varias llamadas al 911, razón por la que emitió el siguiente mensaje en Twitter: “No hay necesidad de llamar al 911. Todo indica que se trataba simplemente de una bola de fuego de un meteoro natural”. Además, también declaró que no se habían reportado incendios como resultado del evento. [BusinessInsider]