El cerebro sigue ocultando grandes misterios, uno de ellos es el estado que conocemos como consciencia. Un equipo de médicos de la Universidad George Washington acaban de descubrir accidentalmente la que podría ser área del cerebro que sirve de interruptor de encendido y apagado para el estado de consciencia en el ser humano.

Mohamad Koubeissi y su equipo estaban practicando una cirug√≠a cerebral experimental a una paciente voluntaria aquejada de epilepsia. Concretamente, estaban aplicando unos electrodos en las capas internas del cerebro para intentar localizar el origen de sus ataques cuando estimularon el√©ctricamente un √°rea llamada Claustro. La paciente entr√≥ inmediatamente en un estado de inconsciencia. Seg√ļn explican en New Scientist:

Cuando el equipo aplic√≥ impulsos el√©ctricos de alta frecuencia sobre el Claustro, la paciente perdi√≥ inmediatamente la consciencia, dej√≥ de leer y se qued√≥ mirando al vac√≠o. No respond√≠a a est√≠mulos visuales ni auditivos, y su respiraci√≥n se volvi√≥ m√°s pausada. Al cesar la estimulaci√≥n, la mujer recuper√≥ inmediatamente la consciencia sin recordar ning√ļn detalle del evento. El efecto sobre ese √°rea fue el mismo durante dos d√≠as de experimentos.

Para confirmar que realmente estábamos afectando a la consciencia, y no a la habilidad motora, el equipo pidió a la mujer que repitiera una palabra o un gesto una y otra vez antes de aplicar el estímulo. Si hubiera sido un área motriz, el movimiento o la palabra hubieran cesado de inmediato. En lugar de ello, ambas repeticiones se fueron ralentizando gradualmente hasta cesar. También hemos comprobado que no se tratara de un efecto producido por la epilepsia.

Advertisement

Mohamad Koubeissi explica el fen√≥meno comparando el claustro con la llave de un coche. El autom√≥vil tiene muchos sistemas que lo hacen funcionar, pero solo el contacto es el responsable de activarlos y desactivarlos. A√ļn no se conoce la funci√≥n exacta del claustro en el cerebro, pero se cree que es como un director de orquesta. Se encarga de coordinar la actividad entre los dos hemisferios cerebrales.

Hay que tomar el descubrimiento con una pizca de sano escepticismo. Hay una pega, y es que el cerebro de la paciente no es normal en el sentido de que está aquejado de epilepsia y se le retiró parte del hipocampo para tratar la enfermedad. El siguiente paso es comprobar si este "interruptor" funciona de la misma manera en un cerebro normal. [Electrical stimulation of a small brain area reversibly disrupts consciousness vía New Scientist]

Advertisement

Foto: David Crockett / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)