Image: lion6255 (Pixabay)

Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), de Estados Unidos, creen haber descubierto por qu√© la boca sana tan f√°cilmente. Sus hallazgos, publicados en la revista cient√≠fica Science Translational Medicine, incluso podr√≠an ayudar a descubrir c√≥mo hacer que el resto del cuerpo humano¬†tambi√©n se cure m√°s r√°pido. Y lo √ļnico que tuvieron que hacer fue herir (levemente) a algunas personas inocentes.

Los científicos reclutaron a 30 voluntarios sanos y no fumadores para un experimento simple, con la idea de estudiar por qué la boca sana mucho más rápido que otras partes del cuerpo, como la piel. Durante el estudio, hicieron un par de heridas de tres milímetros de ancho en cada sujeto: una en el interior de la mejilla y otra en el brazo. Después, hicieron un seguimiento de cómo se curaron las heridas en los siguientes seis días, recolectando muestras de tejido antes y después de la lesión, yestudiaron los perfiles moleculares de las muestras.

La comparaci√≥n directa entre heridas de la piel y de la boca en la misma persona permiti√≥ al equipo descubrir ‚Äúnuevas ‚Äėfirmas moleculares‚Äô, que corresponden a distintas etapas de la mucosa oral y la piel durante la cicatrizaci√≥n‚ÄĚ, dijo a Gizmodo¬†Maria Morasso mediante un correo electr√≥nico, autora principal del estudio y cient√≠fica jefe del Laboratorio de biolog√≠a de la piel piel del NIH.

Casi todas las células individuales en nuestros cuerpos tienen el mismo código genético subyacente. Pero diferentes tipos de células llevan diferentes instrucciones sobre cómo deben expresarse estos genes. En las células de la boca, el equipo descubrió que sus instrucciones les indicaban que estuvieran listas para sanar en cualquier momento. Estas células, a diferencia de las células de la piel del brazo, estaban expresando patrones de genes que fomentan la curación de heridas incluso antes de que se produjera la lesión. Eso permitió a las células acelerar el proceso de curación, y limitar la inflamación.

Advertisement

Una comparación de las heridas de la piel (arriba) y de la boca (abajo) de un sujeto de prueba inmediatamente después de la lesión, a los tres días y a los seis días.
Image: Inglesias-Bartolome, et al. (Science Translational Medicine)

‚ÄúLa preparaci√≥n anticipada de la cavidad oral permite a las c√©lulas responder r√°pidamente a la herida y desencadenar un cierre r√°pido, mientras que las c√©lulas de la piel deben, antes que nada, activar estos mecanismos para poder cerrar la herida de manera efectiva‚ÄĚ, explic√≥ Morasso. ‚ÄúEsta podr√≠a ser una raz√≥n por la cual las heridas en la piel sanan m√°s lentamente en comparaci√≥n con las heridas orales‚ÄĚ.

Advertisement

Los investigadores despu√©s intentaron algo m√°s arriesgado con el experimento: aislaron una de las prote√≠nas clave que retransmite estas instrucciones de preparar anticipadamente el proceso curativo, llamada SOX2, y criaron ratones para tener niveles de SOX2 m√°s altos que lo normal ‚Äč‚Äčen sus c√©lulas de la piel. Cuando lastimaron la piel de estos ratones, se cur√≥ m√°s r√°pido de lo normal.

Los resultados de los animales no est√°n destinados a ser m√°s que una prueba conceptual. Pero Morasso dice que este estudios, y otros futuros, podr√≠an ayudarnos a descubrir c√≥mo curar nuestras heridas m√°s r√°pido, al igual que a tratar heridas que aparentemente no pueden ser curadas, un problema com√ļn en afecciones como la diabetes de etapa tard√≠a. [Science Translational Medicine]