Foto: KRoark / Flickr, bajo licencia Creative Commons.

Entre 2011 y 2015, Coca-Cola y Pepsi se gastaron cuantiosas sumas de dinero en patrocinar a m√°s de 96 organizaciones cient√≠ficas y m√©dicas. Est√° muy bien si no fuera por un detalle. El objetivo de ambas multinacionales no era precisamente promover la ciencia, sino silenciar posibles estudios que airearan la relaci√≥n entre el exceso de az√ļcar y enfermedades como la diabetes o la obesidad.

Advertisement

La pr√°ctica no es nueva. En su d√≠a, la industria tabaquera tambi√©n pag√≥ millones de d√≥lares para tratar de blanquear los efectos nocivos del tabaco. La actividad de Coca-Cola y Pepsi es tan extensa que se conoce como el lobby del az√ļcar,pero nunca hasta ahora se hab√≠a cuantificado. Un nuevo estudio publicado por cient√≠ficos de la Universidad de Boston en la revista American Journal of Preventive Medicine ha hecho precisamente eso. Seg√ļn sus conclusiones, la inversi√≥n en patrocinios de Coca-cola y Pepsi no solo ha sido amplia, sino que pr√°cticamente siempre ha estado orientada a minimizar el impacto de estudios que les perjudicaban.

Seg√ļn el estudio, el 97% de los patrocinios se realiz√≥ de manera previa a la publicaci√≥n de estudios que relacionan el consumo de bebidas azucaradas con enfermedades como la diabetes o la obesidad. Entre las organizaciones financiadas est√° la Asociaci√≥n de Diabetes de Estados Unidos, la Fundaci√≥n de Investigaci√≥n de la Diabetes Juvenil, o la Sociedad Americana de C√°ncer. Tambi√©n contribuyeron en asociaciones de m√©dicos, la Cruz Roja, y hasta el Centro de Control de Enfermedades.

Es especialmente significativo el caso de la ONG Save The Children, que promovi√≥ muy activamente la aprobaci√≥n de un nuevo impuesto sobre el az√ļcar hasta 2010, en que dej√≥ de hacerlo. En 2009 recibi√≥ una inyecci√≥n de cinco millones de d√≥lares donados por Coca-Cola y PepsiCo.

Advertisement

No solo ocurre en Estados Unidos. Como recogen en el diario El Pa√≠s, un equipo de cient√≠ficos espa√Īoles realiz√≥ un estudio en 2013 que alertaba sobre el sesgo que provocan los patrocinios de Coca-Cola o Pepsi en la investigaci√≥n sobre los efectos de sus bebidas. Hace solo unas semanas se descubri√≥ que Coca-Cola hab√≠a pagado a la Universidad de Harvard para eximir el az√ļcar de la incidencia de las enfermedades cardiovasculares y acusar solo al consumo de grasas saturadas.

La Organizaci√≥n Mundial de la Salud recomienda que solo entre un 5 y un 10% de las calor√≠as que ingerimos al d√≠a provengan directamente del az√ļcar. En un adulto sano, eso son unos 25 gramos de az√ļcar al d√≠a. Una lata de Coca-Cola aporta 39 gramos. Hagan sus cuentas. [American Journal of Preventive Medicine v√≠a El Pa√≠s]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.