Imagen: Peter Oslanec (Unsplash

El sue√Īo interrumpido es una de las realidades de convertirse en padre. Incluso si terminas teniendo mucha suerte con un beb√© que duerme toda la noche, eso no es garant√≠a de que los desaf√≠os no se presenten m√°s adelante, como negarse a dormir una siesta siendo un ni√Īo o que parezca que nunca ha dormido lo suficiente cuando es un adolescente.

La mayor√≠a de los padres aprenden de la manera m√°s dif√≠cil que el sue√Īo est√° terriblemente subestimado. Antes de tener un hijo seguramente pensabas que te importaba dormir, pero no era la actividad m√°s preciosa, esquiva y prioritaria por la que matar√≠as‚Ķ despu√©s de que nace el ni√Īo. Al mismo tiempo, los beb√©s, los ni√Īos peque√Īos, los ni√Īos en edad escolar y los adolescentes no parecen apreciar el sue√Īo en absoluto, a pesar de que es fundamental para su desarrollo. Si bien cada ni√Īo es diferente y no podemos cubrir tanto como todos los libros escritos sobre este tema, hemos aprendido algunas lecciones a lo largo de los a√Īos y hemos recurrido a un par de profesionales del sue√Īo para que nos aconsejen sobre este tema tan importante.

Pero antes, veamos a Samuel L. Jackson leer este libro (ahora) cl√°sico para dormir:

¬ŅPreparados? Entonces comencemos para que estos ni√Īos se vayan a dormir ya.

La fase ‚Äú¬ŅVolver√© a dormir?‚ÄĚ: desde el nacimiento hasta el primer a√Īo

Imagen: Zach Vessels ((Unsplash

Advertisement

Los beb√©s reci√©n nacidos y los ni√Īos peque√Īos necesitan alimentarse cada pocas horas porque sus diminutos est√≥magos no pueden contener tanta comida. Esto est√° directamente al otro lado de la acera de nuestra necesidad de dormir durante toda la noche. A menos que puedas permitirte que alguien m√°s amamante a tu hijo, no hay forma de escapar de la alimentaci√≥n durante las 24 horas. Esto es lo que podr√≠as tratar de hacer durante este per√≠odo de mayor privaci√≥n de sue√Īo:

  • El beb√© se despierta gritando cada pocas horas. Esto viene de f√°brica (ver capacidad del est√≥mago arriba). Si tienes una pareja u otra ayuda, es muy importante que prepares al equipo para que sea m√°s soportable: cambia qui√©n tiene que levantarse para cada otra alimentaci√≥n. (Si est√°s amamantando, eso significa que tiene que bombear leche ‚Äúextra‚ÄĚ para omitir la alimentaci√≥n, lo que a√Īade m√°s inconvenientes. Hay formas de aumentar tu suministro de leche, pero a√ļn es un trabajo que nadie te puede quitar). Adem√°s, recuerda el mantra: ‚ÄúDuerme cuando el beb√© duerme‚ÄĚ, y al diablo con todo lo dem√°s.
  • Despu√©s de la alimentaci√≥n, tu beb√© no volver√° a dormir. Los beb√©s no saben cu√°ndo es de noche o de d√≠a, y no les importa. Cuando vienes a darles de comer, ellos asumen que es hora de jugar y tratan de mantenerte all√≠ el mayor tiempo posible, porque los beb√©s est√°n tramando sus peque√Īas cosas. Para evitar esto, trata de ser lo m√°s aburrido posible mientras tratas de ayudar al beb√© a volver a dormir. Espec√≠ficamente: en medio de la noche, mant√©n las luces apagadas y lo m√°s tenue, debes ser silencioso y todo lo r√°pido que puedas.
  • Te duermes mientras amamantas. Eso no es un problema, es una soluci√≥n! En serio, si est√° amamantando, recostarse es una de las mejores maneras de infiltrarse para descansar.
  • Tu beb√© no se va a dormir o a la siesta aunque se supone que debe hacerlo. En primer lugar, comprueba lo obvio. ¬ŅNecesitas cambiar el pa√Īal? ¬ŅEst√°s acostando al beb√© en un ambiente propicio para dormir (el mismo tipo de cosas que necesitamos los adultos para dormir mejor)? ¬ŅEst√° el beb√© sobreestimulado (por ejemplo, un d√≠a completo de actividades y luego jugando al caballito justo antes de la hora de la siesta)? ¬ŅSe ha saltado la siesta o se ha levantado demasiado tarde? El Dr. William Sears, experto en paternidad y salud infantil, ofrece varias sugerencias para ayudar a un beb√© que se niega a dormir la siesta, como llevarlo en un portabeb√©s o tomar una siesta con √©l.
  • Tu beb√© no duerme toda la noche. Este puede ser el hito m√°s importante, quiz√°s, y la pregunta m√°s importante de los padres: ¬ŅCu√°ndo dormir√° mi beb√© finalmente toda la noche? La mayor√≠a de los beb√©s te permitir√°n dormir una noche completa (siete u ocho horas sin interrupci√≥n) a partir de los tres meses de edad, seg√ļn la Academia Americana de Pediatr√≠a, pero cada beb√© es diferente. Si tu beb√© no est√° cumpliendo, puedes intentar agregar m√°s juegos activos durante el d√≠a y establecer un ritual m√°s consistente para la hora de acostarse (por ejemplo, ba√Īo, canci√≥n, historia, cama). Una cosa que no ayudar√° es saltarse las siestas; suena como si tuviera sentido mantener a los beb√©s despiertos todo el tiempo posible para que duerman m√°s tiempo por la noche, pero las siestas son esenciales para el crecimiento, el estado de √°nimo y el sue√Īo nocturno del ni√Īo. Entre las edades de seis y nueve meses, un beb√© necesita dos siestas al d√≠a; la sobrestimulaci√≥n y las siestas omitidas pueden causar siestas m√°s cortas, luchar contra la hora de acostarse y despertarse durante la noche. El sistema del Dr. Harvey Karp podr√≠a ayudar a tu beb√© a dormir m√°s r√°pido y m√°s tiempo: envu√©lvelo, col√≥calo sobre tu lado izquierdo para dormir, c√°lmalo con sonidos de silencio, balanc√©alo y aseg√ļrate de que tengan algo para chupar. Adem√°s, debes saber que ‚Äúdormir toda la noche‚ÄĚ puede significar cualquier cosa, de 7 pm a 7 am o de 10 pm a 6 am, ¬°toma lo que sea de sue√Īo!
  • Tu beb√© sigue despert√°ndose. Comenzando alrededor de los ocho meses y hasta bien entrada la etapa del ni√Īo, los cr√≠os pueden comenzar a desarrollar ansiedad de separaci√≥n. Esto significa que mientras duerme bien durante la noche, √©l o ella se resisten a irse a la cama y se despiertan m√°s a menudo busc√°ndote. Probablemente sea el momento m√°s dif√≠cil, cuando tu hijo llora por ti y no est√°s seguro de si debes dejarlo ‚Äúllorar‚ÄĚ o ir a consolarlo. El experto en sue√Īo, el Dr. Nitun Verma, dice que debes hacerlo de la manera m√°s r√°pida y √°spera o hacerlo lentamente, en cualquier caso ambos son dolorosos Depende de ti decidir qu√© m√©todo utilizar. Verma me asegura que es m√°s dif√≠cil para los padres que para los beb√©s, en realidad.

Advertisement

Un caso especial es si tu beb√© tiene c√≥licos. Es un problema particular, pero uno que puede afectar seriamente su sue√Īo. El Dr. Scott Siege, pediatra certificado y director m√©dico de Baystate Medical Practices - Quabbin Pediatrics en Ware, MA, dice que el c√≥lico generalmente se diagnostica en ni√Īos de aproximadamente dos semanas a aproximadamente cuatro meses de edad como un llanto excesivo debido a que no se pueden identificar las causas subyacente. En muchos casos no debe explicarse como un c√≥lico, porque hay una causa identificable, y los m√©dicos intentan tratar las causas antes de atribuir el llanto a los c√≥licos. Sin embargo:

Una vez que se realiza el diagn√≥stico de c√≥lico, los primeros pasos son tranquilizadores. Creo que es √ļtil entender que el beb√© est√° realmente bien y que podr√≠a no ser posible detener el llanto y que esto est√° bien. Recomiendo que los padres desarrollen una rutina para evaluar r√°pidamente al beb√© por una causa cuando comienza a llorar. Esto puede ser ‚Äúsostener, balancear, callar, revisar pa√Īales, alimentar, etc.‚ÄĚ. Si nada ayuda, entonces es posible que tenga que aceptar que el beb√© va a llorar y el padre debe evitar sentirse abrumado por ello. Les propongo a los padres que si se sienten abrumados pueden colocar al beb√© en un lugar seguro, como una cuna, y alejarse. Esto parece horroroso para muchos padres (y puede serlo para los lectores), pero un padre realmente puede beneficiarse de un momento para relajarse y luego regresar a su beb√© de mejor humor, lo que los convierte en un padre mucho mejor en ese momento.

Sorprendentemente, los cólicos frecuentes se resuelven en un corto período de tiempo, dejando a ese hermoso bebé que el padre siempre esperaba tener.

Advertisement

Este es también el momento de mencionar que a veces, nada de esto funciona. Desafortunadamente, eso también es normal.

Ese puede ser el mensaje m√°s importante para todos los padres en este rango de edad: esto pasar√° (y, mirando hacia atr√°s, demasiado r√°pido). Trata de ser paciente y amoroso, pero tambi√©n consistente. Esto ayudar√° a ense√Īarle a tu hijo la importante habilidad de acostarse a dormir de manera independiente.

Advertisement

La fase ‚Äú¬Ņqu√© le pas√≥ a tu siesta?‚ÄĚ: De 1 a 6 a√Īos

En la fase anterior, solo debes intentar sobrevivir a la privaci√≥n del sue√Īo y, de ser posible, evitar inculcar malos h√°bitos de sue√Īo. M√°s all√° de la etapa de la infancia, se trata de establecer una rutina consistente a la hora de acostarse, como explica Verma (al igual que con los adultos). Esto es m√°s f√°cil de decir que de hacer.

Advertisement

  • Establecer una rutina para la hora de acostarse. Al igual que con los adultos, evita las pantallas digitales durante el tiempo de relajaci√≥n. Apaga las luces, abraza a tu hijo y agarra un libro. La Academia Americana de Pediatr√≠a recomienda los tres pasos: cepillarse los dientes, leer libros y acostarse, como rutina. Cuando le pregunt√© a mi hija c√≥mo pod√≠an los padres ayudar a sus hijos a dormir, ella se hizo eco de esas sugerencias, agregando sus propias condiciones, por supuesto: ‚ÄúAcurrucarse con mam√° toda la noche, leer el libro m√°s largo que tiene, escuchar una historia que contin√ļa hasta que el ni√Īo est√© dormido‚ÄĚ. Otros expertos dicen que la rutina debe durar entre 30 minutos y una hora antes de que el ni√Īo est√© dormido. (Los ni√Īos necesitan alrededor de 10 a 11 horas de sue√Īo m√°s siestas durante los primeros tres a√Īos, luego de 10 a 12 horas para los ni√Īos grandes, seg√ļn Babycenter).
  • Comienza la rutina lo suficientemente temprano. En realidad, no puede controlar cu√°nto duerme tu hijo, pero debes intentar comenzar la rutina aproximadamente a la misma hora todos los d√≠as. Si tu hijo muestra signos de cansancio frecuente, intenta mover la hora de inicio de la rutina 30 minutos antes.
  • Mantente consistente. Todos en la familia deben mantener la rutina, lo cual es dif√≠cil si los horarios de los padres son irregulares. Este es tambi√©n un momento en que los ni√Īos peque√Īos comienzan a salir de la cama y los ni√Īos mayores comienzan a negociar para quedarse despiertos m√°s tiempo. ¬°Solo 10 minutos m√°s! Trata de seguir el plan (tal vez incluso tengas un cuadro de calcoman√≠as o un dibujo de la rutina en el dormitorio), ya que hacer los mismos pasos cada noche puede ayudar al ni√Īo a quedarse dormido m√°s f√°cilmente d√°ndole a su cuerpo indicaciones de que es hora de inducir el sue√Īo .
  • Pero no lo estreses. Verma dice que si enfatizas la importancia de que tus hijos se vayan a dormir a tiempo, lo captar√°n y solo empeorar√° las cosas.

Advertisement

Otros problemas que pueden surgir en este momento pueden incluir el orinarse en la cama, para lo que el Dr. Sears puede ayudar a solucionar, y los miedos nocturnos, para los cuales la Fundaci√≥n Nacional del Sue√Īo ofrece consejos (me gustan las ideas de ‚Äúetiqueta de linterna‚ÄĚ y ‚Äúspray de monstruo‚ÄĚ).

La fase ‚Äúohhhh, encantado de conocerte de nuevo, a dormir‚ÄĚ: de 7 a 12 a√Īos

Imagen: Annie Spratt ((Unsplash

Advertisement

A medida que crecen, los ni√Īos duermen mejor. (O eso me han dicho). A esta edad, se trata principalmente de mantener la rutina de la hora de acostarse y de practicar una buena ‚Äúhigiene del sue√Īo‚ÄĚ.

  • Mantener la rutina de acostarse. Es probable que la rutina cambie cuando tu hijo crezca y pueda acostarse, pero los principios b√°sicos de pasar de las actividades activas a las actividades m√°s tranquilas y desconectarse de los videojuegos y la televisi√≥n siguen vigentes.
  • Limita las actividades despu√©s de la escuela. Las actividades extracurriculares son importantes, pero muchas de ellas, junto con un mont√≥n de tareas, pueden empujar la hora de acostarse m√°s y m√°s tarde. Los ni√Īos de esta edad todav√≠a necesitan entre 10 y 11 horas de sue√Īo al d√≠a, aunque el promedio es de solo nueve horas.
  • No dejes que los fines de semana se estiren. La pol√≠tica de quedarse despierto hasta tarde ‚Äúporque es fin de semana‚ÄĚ podr√≠a poner en peligro el sue√Īo de tu hijo la semana siguiente, as√≠ que intenta evitarlo si puedes.

Advertisement

La fase de ‚Äúdespierta, dormil√≥n‚ÄĚ: mayores de 13 a√Īos

Imagen: Malvestida Magazine ((Unsplash

Advertisement

La mayor√≠a de los adolescentes no duermen lo suficiente. Necesitan hasta nueve horas, pero es casi imposible para ellos conseguirlo. Esto se debe a que los ritmos circadianos de los adolescentes se restablecen temporalmente, por lo que se convierten en b√ļhos nocturnos: se duermen m√°s tarde y se despiertan m√°s tarde, dice Verma. Con el inicio temprano de la mayor√≠a de las escuelas y m√°s tareas que las que los padres pueden manejar, es una situaci√≥n terrible. El autor David K. Randall, citado en Brain Pickings, nos ilumina:

Una broma cruel de la biolog√≠a dice algo as√≠: cuando un cuerpo adolescente atraviesa la pubertad, su ritmo circadiano esencialmente se desplaza tres horas hacia atr√°s. De repente, irse a la cama a las nueve o diez de la noche no es solo un obst√°culo, sino una imposibilidad biol√≥gica. Los estudios de adolescentes de todo el mundo han encontrado que los cerebros de los adolescentes no comienzan a liberar melatonina hasta las once de la noche y siguen bombeando la hormona m√°s all√° del amanecer. Mientras tanto, los adultos tienen poca o ninguna melatonina en sus cuerpos cuando se despiertan. Con toda esa melatonina en el torrente sangu√≠neo, los adolescentes que se ven obligados a estar despiertos antes de las ocho de la ma√Īana a menudo est√°n apenas alertas y no quieren nada m√°s que rendirse a las demandas de su cuerpo y volver a dormirse. Debido al cambio en su ritmo circadiano, pedirle a un adolescente que se desempe√Īe bien en unas clases tempranas es como pedirle que vuele por el pa√≠s y se adapte instant√°neamente a la nueva zona horaria, y luego haga lo mismo cada noche, durante cuatro a√Īos.

Advertisement

Solo hay algunas cosas que podemos hacer para ayudar:

  • Terapia de la luz azul. La luz azul puede aumentar el estado de alerta. Por lo tanto, las bombillas azules o las l√°mparas en la ma√Īana podr√≠an ayudar a tu hijo a adaptarse m√°s f√°cilmente. (Verma dice que la longitud de onda m√°s estudiada para ayudar a los b√ļhos nocturnos es 470 nan√≥metros).
  • Reserva la cama s√≥lo para dormir. Aconseja a tu hijo que tenga una buena rutina para acostarse (¬°s√≠, a√ļn!), Que podr√≠a incluir la lectura, pero preferiblemente no en la cama, explica Siege: ‚ÄúEl acto de meterse en la cama puede usarse como un detonante final para que el cerebro diga ‚Äė Me voy a dormir ahora, ‚Äėas√≠ que acostarme deber√≠a estar reservado para el momento en el que uno realmente se va a dormir‚ÄĚ. Es un buen consejo para los adultos tambi√©n.
  • Evita pantallas la hora antes de acostarse. Anima a tu hijo adolescente a mantener el tel√©fono fuera de la habitaci√≥n (¬°no te r√≠as, todo es posible!).
  • Evitar los estimulantes. Per Siege: ‚ÄúLa cafe√≠na, el alcohol, el tabaco y, por supuesto, otras sustancias recreativas pueden interferir con el sue√Īo adecuado y deben ser evitados por quienes luchan contra el insomnio‚ÄĚ.
  • Presiona a tu escuela para tener horarios de inicio m√°s tarde. Los estudios han demostrado que las escuelas que intentaron comenzar m√°s tarde ten√≠an estudiantes con mejor desempe√Īo. Actualmente en Estados Unidos, 46 estados tienen al menos un distrito que ha movido la hora de inicio m√°s tarde, y puede unirse al movimiento nacional para retrasar los tiempos de inicio de la escuela secundaria.
  • Establecer una hora para acostarse. De acuerdo con un estudio de 2019, incluso si son las 11:30 p.m., establecer una hora para acostarse con tu hijo podr√≠a significar un mejor sue√Īo. NPR informa que es porque transmite el mensaje de que los padres sienten que dormir es importante. S√≠, definitivamente lo hacemos (y lo anhelamos).