Durante el viaje nuestros gu√≠as nos sugirieron que alquil√°ramos un autom√≥vil con tracci√≥n en las cuatro ruedas para recorrer el traicionero camino de tierra en el volc√°n Sierra Negra en M√©xico, el cual supera los 4.600 metros en su punto m√°s alto. Deseamos haber seguido ese consejo cuando nuestro autom√≥vil patin√≥ por la monta√Īa hasta una zanja, pero afortunadamente logramos llegar a la cima (gracias a un amable granjero llamado Benjamin que us√≥ sus caballos y su mula para ayudarnos a empujar el auto), y tanto esfuerzo vali√≥ la pena. Ubicado en un punto plano a unos 4.100 metros de altura, justo al lado de la monta√Īa m√°s alta del pa√≠s, encontramos un telescopio diferente a cualquier otro que hayas visto o del que hayas escuchado. Est√° compuesto de cientos de cubas de agua.

El Observatorio de Rayos Gamma HAWC mide la luz de mayor energía del universo. Estos rayos de luz se estrellan contra la atmósfera con la energía de un acelerador de átomos, produciendo una lluvia de partículas. Los tanques pueden detectar estas partículas, que crean un destello visible para los detectores en su parte inferior cuando golpean el agua. Es como un boom sónico, pero con luz en lugar de sonido.

Advertisement

Quienes caminan la Sierra Negra para visitar el HAWC o simplemente para disfrutar de sus impresionantes vistas, se enfrentan al mal de altura, la luz solar intensa, las serpientes de cascabel y el clima siempre cambiante y a veces muy severo. La ubicación es perfecta para observar una gran cantidad de fenómenos astrofísicos exóticos. Gizmodo visitó el laboratorio para aprender cómo funciona y cómo es la ciencia en este entorno extremo.


‚ÄúFrom the Lab‚ÄĚ es una serie dedicada a la exploraci√≥n de lugares curiosos y remotos en los que los cient√≠ficos llevan a cabo sus investigaciones.