Foto: Sean Gallup (Getty Images)

Las personas que sufren de migra√Īas cr√≥nicas pero que tambi√©n aman el caf√© podr√≠an tener suerte. Un nuevo estudio, realizado por investigadores de la universidad de Harvard en Estados Unidos, parece mostrar que se necesita mucha cafe√≠na para desencadenar un episodio doloroso de migra√Īa. Descubrieron que las personas que toman menos de tres bebidas con cafe√≠na en un d√≠a no tienen m√°s probabilidades de tener una migra√Īa que en los d√≠as en que no beb√≠an cafe√≠na.

La relaci√≥n entre la cafe√≠na y las migra√Īas o dolores de cabeza es complicada.

La cafe√≠na es considerada un ingrediente clave que aumenta la efectividad de los analg√©sicos de venta libre espec√≠ficamente comercializados para el dolor de cabeza, como Excedrin (la versi√≥n de marca en Estados Unidos del medicamento que combina aspirina, acetaminof√©n y cafe√≠na). Y algunas personas aseguran que solamente tomar una fuerte dosis de caf√© puede aliviar su dolor de cabeza. Pero tambi√©n hay alguna evidencia de que las personas que toman demasiada cafe√≠na pueden desarrollar tolerancia a ella, y cuando dejan de tomarla, pueden desarrollar dolores de cabeza a√ļn m√°s dolorosos (este efecto podr√≠a incluso empeorar al tomar medicamentos de tipo Excedrin). Un estudio tambi√©n ha encontrado que cuando las personas que sufren migra√Īa dejan de tomar cafe√≠na por completo, responden mejor a otros tratamientos.

Los investigadores detr√°s del nuevo estudio, publicado en The American Journal of Medicine, tomaron una iniciativa proactiva para estudiar el asunto. Le pidieron a los pacientes que con frecuencia experimentaban migra√Īas que mantuvieran un diario durante seis semanas. Los pacientes llenaron el diario todas las ma√Īanas y noches, anotando la frecuencia con que beb√≠an algo con cafe√≠na, as√≠ como el momento y los tipos de migra√Īas que experimentaron en un d√≠a. Tambi√©n detallaron otros factores del d√≠a a d√≠a que pueden desencadenar migra√Īas, como su nivel de estr√©s, cantidad de sue√Īo o si bebieron alcohol ese d√≠a.

Advertisement

En total, 98 pacientes llenaron diarios. Los investigadores encontraron que los pacientes que informaron beber una o dos bebidas con cafe√≠na en un d√≠a no experimentaron m√°s migra√Īas en promedio que en los d√≠as en que supuestamente no bebieron cafe√≠na. Pero cuando tomaron tres o m√°s de esas bebidas, las probabilidades de una migra√Īa aumentaban para ese d√≠a.

Advertisement

‚ÄúCuriosamente, a pesar de que algunos pacientes con migra√Īas epis√≥dicas piensan que necesitan evitar la cafe√≠na, descubrimos que beber una o dos porciones al d√≠a no estaba asociado con un mayor riesgo de dolor de cabeza‚ÄĚ, dijo la autora del estudio Suzanne Bertisch, investigadora principal del sue√Īo en la Facultad de Medicina de Harvard, en un comunicado del Beth Israel Deaconess Medical Center, un hospital docente afiliado a la universidad.

Los estudios basados en llevar diarios de alimentos tienen sus limitaciones, la principal es que las personas no son perfectas en cuanto a recordar lo que comieron o bebieron. Pero la forma en que este estudio rastreó de cerca la salud de las personas durante un período de tiempo relativamente largo, lo que se conoce como un tipo de estudio prospectivo, tiene más peso sobre otros estudios similares.

Advertisement

Otra limitaci√≥n es que los investigadores solo contaron la cantidad de bebidas con cafe√≠na que las personas tomaban, no la cantidad de cafe√≠na que realmente consum√≠an. Obviamente, un caf√© helado grande tendr√≠a m√°s que una peque√Īa taza de t√© verde.

Advertisement

A√ļn as√≠, no todo fueron buenas noticias para la cafe√≠na. El estudio descubri√≥ que las personas que casi nunca beb√≠an cafe√≠na ten√≠an m√°s probabilidades de tener migra√Īas en los d√≠as que tomaban una o dos bebidas con cafe√≠na. As√≠ que todav√≠a hay dudas acerca de cu√°l es el punto ideal de cafe√≠na al d√≠a para las personas que sufren de migra√Īa que no pueden renunciar a sus lattes.

‚ÄúSe necesita m√°s trabajo para confirmar estos hallazgos, pero es un primer paso importante‚ÄĚ, dijo Bertisch.