Da igual las veces que veas esta ilusión óptica, el diamante siempre se mueve (aunque en realidad no lo hace)

Sabemos que una ilusión óptica es realmente buena cuando la vemos repetidamente y seguimos viendo lo que (sabemos) que no es. La siguiente ilusión, denominada como “diamante perpetuo”, es un ejemplo perfecto.

Como describen los investigadores Oliver Flynn y Arthur Shapiro, “se trata de un continuo y sin ambigüedades en una dirección a pesar de que nunca se cambió físicamente la ubicación”.

Advertisement

¿El truco? El efecto se crea a través de la combinación del fondo parpadeante y los bordes alternos alrededor del diamante. Al cambiar la luminancia alrededor de dichos bordes y el fondo, puede hacer que parezca que el diamante se está moviendo hacia arriba, abajo, hacia la derecha o hacia la izquierda. [BoingBoing]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key