Foto: Epner / NASA

Las estatuillas de oro de los Oscar tienen un brillo especial. No es una manera de hablar. Cuando un actor o director famosos elevan triunfantes la figura tienen en sus manos el producto de décadas de investigación espacial, una tecnología que actualmente se usa en las sondas espaciales que viajan a Marte.

Advertisement

Las estatuillas de los Oscar no son de oro macizo. En origen eran de bronce recubierto de oro. Con el paso de los a√Īos, la estatuilla pas√≥ a confeccionarse en una aleaci√≥n de esta√Īo m√°s resistente. Despu√©s se recubre de varias capas de cobre, n√≠quel y finalmente de oro de 24 quilates.

El oro es un material resistente, pero los Oscar llevan celebr√°ndose casi cien a√Īos. Con el paso del tiempo, algunos galardonados comentaron que sus estatuillas estaban perdiendo lustre. En el a√Īo 2016, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematogr√°ficas que entrega los premios decidi√≥ probar algo nuevo y contrat√≥ los servicios de Epner Technology, una compa√Ī√≠a que llevaba m√°s de 30 a√Īos trabajando para un cliente muy singular: la NASA.

El oro es un material muy valioso para las agencias espaciales no por su encanto como producto de joyería, sino por sus propiedades. El oro es un metal inerte, no se oxida como el hierro o el cobre. Además, tiene una excelente capacidad para reflejar radiación de infrarrojos. Esa es la razón por la que telescopios espaciales como el James Webb tienen su detector de infrarrojos MIRI y sus espejos recubiertos de oro. Otras herramientas como el altímetro de la sonda Mars Orbiter también está chapado en oro.

Advertisement

Los espejos del telescopio espacial James Webb. Foto: NASA

Pero recubrir una pieza de oro no es tarea f√°cil. Tradicionalmente se empleaba un m√©todo de sublimaci√≥n que consiste en vaporizar el oro para que se deposite sobre el objeto en forma de fino polvo. El m√©todo es bueno, pero no perfecto. El oro pierde parte de su reflectividad, y adem√°s se vuelve fr√°gil. Una peque√Īa escama de oro que se desprenda de un instrumento de precisi√≥n puede suponer el fallo de una misi√≥n. La NASA necesitaba algo mejor.

Epner Technology trabaj√≥ con la agencia durante los a√Īos 70, 80 y 90 hasta perfeccionar un m√©todo de electrochapado que emplea haces l√°ser para depositar el oro sin que pierda brillo ni resistencia. El sistema ajusta la corriente el√©ctrica para que el chapado se realice con √°tomos de oro puro m√°s comprimidos. El resultado es una cobertura tres veces m√°s resistente que el oro tradicional y capaz de resistir las dur√≠simas condiciones del vac√≠o espacial.

Advertisement

Distintas fases de cobertura de las estatuillas. Foto: Epner / NASA

Esa misma tecnolog√≠a es la que recubre term√≥metros de precisi√≥n, detectores de infrarrojos y las estatuillas de los Oscar desde hace dos a√Īos. Epner garantiza que los premios no perder√°n jam√°s su brillo y se compromete a reemplazar la estatuilla en caso de cualquier defecto. Aut√©ntico glamour venido del espacio. [v√≠a NASA]