Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Dr Pier Paolo Petrone 2020

Ayer contamos que las víctimas del Vesubio no murieron vaporizadas tras la erupción de hace 2.000 años, sino que se cocieron desde el exterior, como si estuvieran en un horno. Ahora también sabemos que una de las rocas encontradas en la zona del evento era en realidad un cerebro humano que literalmente se convirtió en vidrio.

Advertisement

En la década de 1960, un grupo de arqueólogos descubrió los restos de un humano en las ruinas de Herculano. la figura se encontraba acostada en una cama de madera y cubierto de cenizas volcánicas.

Un nuevo estudio publicado en el New England Journal of Medicine por investigadores italianos de la Universidad de Nápoles Federico II analizaron el contenido del cráneo de esta persona y descubrieron que un fragmento de vidrio negro brillante era parte del mismo cerebro. Según ha explicado Petrone, el autor principal del estudio:

La preservación de restos cerebrales antiguos es un hallazgo extremadamente raro, ya que es el primer descubrimiento de restos cerebrales humanos antiguos vitrificados por un calor extremo producidos por una erupción volcánica.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Dr Pier Paolo Petrone 2020

Petrone y su equipo cuentan que el material es tejido cerebral que se quemó a una temperatura extremadamente alta y se sometió a un proceso llamado vitrificación. Normalmente, el tejido cerebral es extremadamente raro de encontrar durante el trabajo arqueológico porque se descompone muy rápido. En ciertas ocasiones, el tejido cerebral se puede conservar de alguna manera a medida que las grasas se convierten en glicerol y sales de ácidos grasos, convirtiéndose entonces en jabón.

Advertisement

Sin embargo, en este caso el tejido fue sometido a una temperatura extremadamente intensa, sobre los 520 ° C, explican, motivo por el que se vitrificó, un proceso que se da cuando una sustancia se transforma en un vidrio generalmente a través de la exposición a temperaturas extremadamente altas.

Además, hubo algunas pistas que sugerían que era efectivamente tejido cerebral genuinamente vitrificado, y no simplemente una piedra preciosa extraviada. Para empezar, el vidrio contiene varias proteínas que puedes encontrar en los tejidos del cerebro humano.

Advertisement

También detectaron ácidos grasos que se encuentran en la grasa del cabello humano dentro del material. Por último, no había rastros de ningún otro material vítreo similar en ningún otro lugar del cuerpo o alrededor del sitio. Según los investigadores:

Este descubrimiento es único al ser la primera vez que se ve en un contexto arqueológico.

Advertisement

Así que, durante aquella catástrofe, no solo murieron cientos de personas atrapadas y horneadas vivas hasta perecer, el intenso estallido de calor convirtió los cerebros en vidrios. [Motherboard, New England Journal of Medicine]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter