EE.UU. compró durante años cientos de gatos y perros para alimentar a otros gatos como parte de un estudio

Es una locura. Gatos caníbales, gatos comiendo perros. No tiene lógica”, decía esta semana Jim Keen, ex científico del Departamento de Agricultura de Estados Unidos sobre lo que ha estado ocurriendo en lo que hasta hace poco fueron sus laboratorios. ¿Por qué? Según cuentan, “por la ciencia”.

Al parecer, un grupo de científicos que trabajan para el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en Maryland ha estado realizando “una variedad de experimentos espantosos en gatos para investigaciones innecesarias”, según el informe del grupo de vigilancia White Coat Waste Project (WCW) publicado este martes.

Advertisement

Después de comprar cientos de perros y gatos en “mercados de carne asiáticos”, estos investigadores alimentaron a gatos sanos con los restos de los animales e inyectaron restos de gatos en ratones, explican en WCW. Según NBC News, White Coat Waste Project estaba evaluando si el coste gubernamental en pruebas con animales era realista o se estaba gastando demasiado. En este caso en particular, no encontraron nada de valor para los experimentos.

Imagen: Uno de los gatos del laboratorio (White Coat Waste Project )

La investigación publicada, bajo el título de “USDA KITTEN CANNIBALISM”, detalla cómo la USDA ha estado comprando animales de estos mercados para usar en experimentos de toxoplasmosis. Según el informe, el laboratorio de Maryland alimenta a los animales que han sido infectados intencionalmente con Toxoplasma gondii a gatos sanos con la única idea de infectarlos. Después de que los investigadores recolectan el parásito de las heces de los gatos durante un período de varias semanas, sacrifican a los animales y los incineran.

¿Por qué? Los gatos son los únicos hospedadores conocidos para los huevos del parásito, aunque la infección puede transmitirse a los humanos que consumen alimentos o agua contaminada con heces de gato. En los seres humanos, la toxoplasmosis causa síntomas como fiebre, glándulas inflamadas y músculos doloridos.

Advertisement

Según los informes, esas pruebas en particular se realizaron entre 2003 y 2015, y se realizó la eutanasia a más de 400 perros de Colombia, Brasil y Vietnam. Más de 100 gatos de China y Etiopía también fueron sacrificados para dicho estudio.

Imagen: Recorrido de la toxoplasmosis (CDC/Alexander J. da Silva)
Advertisement

Si bien la gravedad de la “eutanasia” a lo que el mundo occidental ve como mascotas ya es controvertido en sí mismo, el hecho de que el USDA haya comprado estos animales de mercados sospechosos, probablemente muchos no regulados, pone en peligro el propio estudio y agrega otro elemento al escándalo. Según la WCW:

Algunos de estos gatos y perros fueron comprados por el gobierno en los mismos mercados asiáticos de carne que el Congreso de los Estados Unidos condenó rotundamente en una Resolución de la Cámara de Representantes.

Se compraron 42 gatos en mercados de mascotas y granjas de carne chinos y se mataron antes de que sus corazones y lenguas fueran enviadas a Estados Unidos para ser inyectado en ratones. 48 gatos callejeros de Etiopía murieron antes de que sus corazones fueran enviados al laboratorio para ser alimentados a ratones. 34 gatos comprados en un mercado de carne chino, asesinados, y sus lenguas, cerebros y corazones fueron enviados a Maryland. 309 perros fueron adquiridos de un refugio en Colombia, fueron asesinados, y sus cerebros, lenguas y corazones fueron enviados para ser alimentados con gatos. Se mataron 120 perros de refugio brasileños sin reclamar y con sus lenguas, cerebros y corazones de 20 de ellos se alimentaron gatos. 42 perros destinados a un mercado de carne vietnamita comprados y asesinados. Los corazones, los cerebros,y las lenguas de algunos de estos perros fueron enviadas a Maryland para alimentar a los gatos.

Advertisement

Según dijo a NBC News el senador Jeff Merkley, demócrata de Oregon:

La decisión del USDA de matar a los gatitos después de que se usen en la investigación es una práctica arcaica y un tratamiento horrible, y tenemos que ponerle fin.

Advertisement

Hasta ahora, la investigación ha recibido 650.000 dólares al año en fondos de los contribuyentes y se ha gastado un total de 22.5 millones de dólares, sacrificando a más de 3.000 gatos desde que comenzaron los primeros estudios en 1982.

Algunos de los detalles en los informes de la WCW incluyen la alimentación con tejido de corazones, cerebros y lenguas de gatos a otros gatos. Otros describen la alimentación de esas mismas partes de perros a los gatos de laboratorio, o simplemente la inyección directa del tejido de los gatos infectados en ratones. Para el congresista Brian Mast:

El hecho de que el USDA haya estado reuniendo mascotas y otros perros y gatos inocentes en países extranjeros, incluso en los mercados de carne chinos condenados por el Congreso, matándolos y alimentándolos de gatos de laboratorio aquí en los Estados Unidos es simplemente repugnante e injustificable.

Advertisement

Si bien la propio CDC ha insistido en que la toxoplasmosis es una de las principales causas de muerte por enfermedades transmitidas por los alimentos en Estados Unidos, la reacción pública se debe más al tipo de tratamiento que se da a los animales que a los esfuerzos por combatir la enfermedad.

Y es que aunque el laboratorio ha tenido cierto éxito en la lucha contra la toxoplasmosis, los investigadores del USDA no han visto un avance significativo en los últimos 20 años, según el informe del WCW. [NBC News, IFLScience, WCW]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key