Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El pasado 18 de septiembre, la Cygnus despegó con éxito desde el centro de lanzamiento Wallops, en Virginia. Hoy, esta nave experimental no tripulada ha logrado su objetivo: acoplarse a la Estación Espacial Internacional para entregar su carga, casi 600 kilos de suministros, equipamiento científico y... mucho chocolate.

La Cygnus es la segunda nave privada en alcanzar con éxito la ISS. La primera fue la Dragon, de la compañía Space X propiedad de Elon Musk. Cygnus pertenece a la empresa aeroespacial Orbital Sciences. La Nasa considera su vuelo una prueba de menor importancia, pero el cargamento de alimentos ha tenido que ser recibido con entusiasmo por los astronautas de la ISS.

Advertisement

La nave no tripulada es un cilindro de metal de casi cinco metros y una capacidad máxima de 2.000 kilos. La nave está diseñada para, simplemente, ser liberada después de cumplir su misión para que se consuma al volver a entrar en la atmósfera. Eso ocurrirá el próximo 22 de octubre.

La NASA y Orbital Sciences han firmado un acuerdo para enviar otras ocho de estas naves de suministros de bajo coste. No nos extrañaría que, en unos años, Amazon ya entregue también sus paquetes en órbita. [NASA, Space.com]

Advertisement

Fotos: NASA TV

Share This Story

Get our newsletter