Imagen: PXHere

Haz la siguiente prueba: vete al buscador de Gizmodo y teclea “Australia”. El gran número de artículos hablando de la variada y peligrosa fauna animal diría que estamos ante el ecosistema más peligroso del planeta, como muchos reclaman. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en ello?

De esto va una de las últimas piezas de los chicos de SciShow, quienes vienen a decir que sí, que en Australia conviven algunas de las especies animales más espeluznantes, pero no, curiosamente no es un lugar más peligroso que otros.

Una forma de averiguar si el mito es cierto es acudiendo a la Base de Datos de Riesgos Vivos, un listado del Departamento de Defensa de Estados Unidos para los médicos militares que prestan servicios en el extranjero.

En ella se enumeran más de 60 especies de animales venenosos que viven en Australia, en comparación con las 34 de Estados Unidos, que cubren un área geográfica similar. Y eso sin considerar tiburones o cocodrilos.

Visto así, Australia debería ser extremadamente peligrosa, ¿no?

Resulta que no, ya que los animales no matan a mucha gente en Australia. De hecho, cuando lo hacen, generalmente no son ninguno de los que estás pensando. Según las cifras del gobierno australiano, entre 2000 y 2010 los animales solo participaron en la muerte de unas 250 personas en el país. Y de esos, 137 estaban relacionados con caballos, perros o vacas.

Advertisement

Para que nos hagamos una idea, un estudio realizado el año pasado encontró que entre 2008 y 2015, los animales participaron en la muerte de más de 1.600 estadounidenses, aunque Estados Unidos tiene más de diez veces más personas que Australia. Además, el animal más peligroso en Australia es en realidad el canguro, y eso se debe principalmente a accidentes automovilísticos.

Siendo así y con todos estos datos, ¿por qué persiste el mantra de que todo en Australia está tratando de matarte?

En parte por la confusión sobre qué animales son potencialmente peligrosos y cuáles realmente terminan haciendo algún tipo de daño a las personas. Tomemos el caso del taipan del interior, por ejemplo. Es una serpiente que vive en Australia y se dice que es la más venenosa del planeta.

Advertisement

Imagen: Pixabay

Sin embargo, también tiende a vivir en áreas muy remotas y es bastante poco dada a aparecer. Es más, solo un puñado de personas han sufrido algún tipo de ataque, y las muertes son prácticamente desconocidas. En cambio, la víbora de Asia y el norte de África tiene un veneno mucho más débil, pero mata con mucha más frecuencia, ya que es más agresiva y vive más cerca de poblaciones humanas.

En otras ocasiones el peligro en realidad se debe más a un cuento o leyenda popular que a una amenaza real. Por ejemplo, se rumorea que la mordedura de la araña australiana de cola blanca causa horribles úlceras necróticas parecidas a la gangrena.

Advertisement

Que sepamos por los estudios, nadie ha encontrado evidencias de que esto haya sucedido, y la historia podría ser el resultado de un par de investigaciones de casos mal diagnosticados en la década de 1980.

Dicho esto, no estamos poniendo en duda que existan animales peligrosos en Australia, y muchos de ellos merecen una buena dosis de precaución, pero, en general, y si nos ceñimos a las estadísticas, Australia no es “ese lugar donde te está esperando la muerte”. Sí, tiene algunas de las criaturas más venenosas, pero el número de muertes que causan es extremadamente bajo. [SciShow]