Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Foto: Yasin AKGUL/AFP (Getty) /  Marina Galperina (Gizmodo)
Foto: Yasin AKGUL/AFP (Getty) / Marina Galperina (Gizmodo)

Extra, extra, el coronavirus ya está aquí. A día de hoy, el virus ya ha infectado a más de 100.000 personas en todo el mundo y matado a más de 3.800. Las consecuencias económicas no han tardado en hacerse notar también, y cada vez se están tomando medidas más restrictivas para tratar de contener la epidemia. Sin embargo, al menos hay una buena consecuencia entre tanta desgracia: la implantación del teletrabajo.

Advertisement

Para muchos, esta será su primera vez. Todo el mundo se relame pensando en las mieles del teletrabajo, pero no es oro todo lo que reluce. Si no tienes cuidado, es fácil desmotivarte o caer en las distracciones, por eso hemos preparado esta serie de consejos con los que hacer frente a los problemas más comunes del teletrabajo.

¡Vístete!

Sí, eso de trabajar desde casa en ropa interior suena muy tentador —y el que aquí escribe no puede negar que lo haya hecho alguna vez— pero no ayuda a fomentar tu productividad. Vestirte no solo te ayudará a preparar tu cabeza para hacer frente a las tareas que tienes por delante, sino que te ayudará a marcar una separación entre tu tiempo de “oficina” y tu tiempo libre, que tienden a diluirse durante las jornadas de teletrabajo. Además, si no estás solo en casa le recordará al resto de personas que estás trabajando y te salvará de alguna que otra distracción.

Advertisement

Sigue en contacto con tus compañeros

Somos seres sociales por naturaleza, por eso una de las cosas que echarás más de menos será el trato con tus compañeros. Que no puedas acercarte a la máquina de café con ellos no significa que no podáis interactuar. Hablar por Slack, Hangouts, Telegram o por donde sea te ayudará a desconectar de vez en cuando y sufrir menos la soledad del teletrabajo.

Advertisement

Planifícate bien

Esto podría ser un consejo general más que cualquier otra cosa, pero adquiere especial relevancia cuando trabajas en casa y tienes que ser algo más metódico. Márcate pequeñas tareas y objetivos más precisos que puedas ir completando a lo largo del día, de forma que el trabajo no se te acumule y no te sientas desanimado al ver todo lo que te queda por delante.

Advertisement

Ponte trampas

Que sí, que lo de planificarse y ponerse límites suena muy bien, pero a veces esto solo no es suficiente. Sí eres incapaz de controlarte ante las tentaciones, haz que otro lo haga por ti. Hay infinidad de aplicaciones y extensiones para evitar las distracciones y caer sin remedio en la procastinación. Instala alguna y todo irá mejor.

Advertisement

Deja de trabajar a tu hora

Cuando trabajas en casa es fácil que el fin de tu jornada se vea un poco más difuso. Quizás no has sido del todo productivo ese día, o a lo mejor tu jefe te pide alguna tarea extra fuera de tu horario habitual ahora que sabe que estás en casa. Es importante que respetes tu horario, porque sino, antes de que te des cuenta sentirás el cansancio y la desmotivación llamando a la puerta. Si no has sido especialmente productivo, lo mejor que puedes hacer es cerrar a tu hora y descansar bien para afrontar el día siguiente con energía, no compensarlo con más horas de la cuenta.

Advertisement

Reserva tiempo para tus hijos

Si no eres el único que han mandado a casa durante el brote del coronavirus, comprobarás que trabajar cuando tienes un hijo pequeño presente se antoja cuanto menos complicado. Resérvate ciertos ratos para jugar con el/ella de tanto en cuando, de forma que no ande ansioso todo el rato y pueda dejarte trabajar tranquilo (al menos durante un espacio limitado de tiempo).

Advertisement

Share This Story

Get our newsletter