Los monos clonados en China
Captura de pantalla: Science China Press

Un grupo de investigadores chinos ha clonado cinco monos modificados genéticamente con una serie de enfermedades genéticas, de acuerdo con dos artículos científicos publicados esta semana.

Los investigadores dicen que quieren usar a estos monos para la investigación biomédica. Básicamente, crearon macacos enfermos mediante ingeniería genética con la esperanza de reducir el número total de animales utilizados para la investigación. Pero su experimento es un campo minado de dilemas éticos, y hace que uno se pregunte si los beneficios potenciales para la ciencia son suficientes para justificar todo el daño que se ha hecho a estos animales.

Los investigadores usaron CRISPR/Cas9 para alterar el ADN de un macaco donante. CRISPR/Cas9 es la herramienta de edición de genes derivada de bacterias que combina secuencias repetitivas de ADN y una enzima cortadora de ADN para personalizar las secuencias de ADN. Los expertos y la prensa lo consideraron un avance importante debido a lo rápido y barato que puede alterar el ADN, pero investigaciones recientes han demostrado que pueden causar más efectos no deseados de lo que se pensaba anteriormente.

En este experimento, los investigadores desactivaron un gen llamado BMAL-1 que es parcialmente responsable del ritmo circadiano. De acuerdo con un comunicado de prensa de Science China, los monos con este gen desactivado muestran un aumento en la ansiedad y la depresión, reducen el tiempo de sueño e incluso tienen “comportamientos similares a la esquizofrenia”. La interrupción del ritmo circadiano incluso se ha relacionado con la diabetes y el cáncer.

Advertisement

El equipo luego transfirió los núcleos de las células de tejido del mono donante a una célula de huevo para crear los clones. El resultado fueron cinco monos clonados, cada uno con síntomas del trastorno genético introducido en el mono donante. Los científicos describieron sus resultados en un par de estudios publicados en National Science Review.

Advertisement

¿Pero por qué? Los investigadores esperaban generar organismos modelo personalizados más cercanos a los humanos para comprender y encontrar curas potenciales para enfermedades genéticas, como enfermedades cerebrales, cáncer y otros trastornos, según explicó Hung-Chun Chang, autor principal e investigador del Instituto de Neurociencias de la Academia China de Ciencias, en un comunicado. Al crear animales idénticos, tal vez podrían localizar causas y curas más rápidamente.

Un profesor de biotecnología animal, José Cibelli, de la Universidad Estatal de Michigan, piensa que el trabajo es una “demostración convincente de que podemos desactivar un gen en un primate no humano, ver el efecto que tiene en el animal y luego hacer copias de ese animal ”. Piensa que tener varias copias del mismo animal podría ayudar a identificar el origen de las enfermedades y las vías de tratamiento. “Pero los beneficios para los humanos no se darán a conocer al principio”, dice. “Primero tienen que caracterizar el comportamiento de los monos”. Cibelli cree que la investigación es un paso importante en esta línea de investigación, y que no ve muchas otras opciones aparte de la ruta que los investigadores chinos están siguiendo.

Advertisement

Pero esta investigación combina una tonelada de problemas éticos, desde los derechos de los animales que rodean la clonación hasta la edición de genes. La bioética Carolyn Neuhaus de The Hastings Center reaccionó así al anuncio: “Wow, esto es increíble”.

“Está muy claro que estos monos son vistos como herramientas”, explica. El equipo de científicos detrás del estudio cree que el sufrimiento de los monos —ansiedad, depresión y “conductas similares a la esquizofrenia”— es una señal de éxito. Neuhaus señala que los investigadores no tienen una hipótesis científica o un tratamiento que probar o refutar; en su lugar, simplemente trataron de ver qué pasaba si editaban un gen crucial. Es como eliminar un archivo con un nombre enigmático de la carpeta del sistema de tu ordenador para ver qué ocurre.

Advertisement

Además, puede parecer que estos monos muestran comportamientos que parecen análogos a las enfermedades humanas, pero monos y humanos no son lo mismo. Es posible que la desactivación del gen BMAL-1 tenga diferentes efectos en los humanos. Y por otro lado, el ADN idéntico de los monos podría ser una debilidad. Los seres humanos tenemos muchas diferencias genéticas, por lo que una cura que funcione para macacos idénticos podría no funcionar en genomas humanos más desordenados.

Eso no quiere decir que no debamos editar genéticamente monos, dice Neuhaus. Pero añade: “si estuviera en un comité de revisión de ética, dudaría mucho si aprobar [esta investigación] debido a la increíble cantidad de sufrimiento de los animales. Espero que los científicos que proponen esta investigación tengan muy buenas respuestas a preguntas muy difíciles sobre sus métodos y los beneficios esperados de su investigación”.

Advertisement

Las cosas se están moviendo rápidamente en los ámbitos de la clonación y la edición de genes. Los científicos chinos (incluidos algunos de los investigadores detrás de este nuevo trabajo) anunciaron el nacimiento de los primeros monos clonados hace casi un año, e insinuaron que este podría ser el uso potencial de los monos clonados. La técnica CRISPR ya se está utilizando en personas, y el científico chino He Jiankui afirmó recientemente haber producido los primeros bebés humanos editados por genes, lo que desató la indignación de muchos científicos. El gobierno chino ha dicho que violó la ley.

Los científicos ya están discutiendo la ética de la edición de genes en humanos. Algunos han acordado con cautela que es “moralmente permisible” modificar genéticamente a los bebés en algunos casos. Las nuevas tecnologías siempre plantean nuevas cuestiones éticas, pero el principio de que los beneficios potenciales deben ser mayores que los daños no es nuevo. En este último caso, no está del todo claro si la investigación cumple con ese estándar básico.