Imagen: Penn Medicine

En Estados Unidos, el primer ensayo clínico de edición genética en personas está a punto de comenzar. China, por su parte, lleva la delantera en el uso de CRISPR y ha modificado ya el ADN de casi un centenar de personas en varios ensayos.

De acuerdo con el¬†Wall Street Journal, al menos 86 personas han sido gen√©ticamente modificadas en el pa√≠s asi√°tico. Se sabe de 11 ensayos chinos que utilizaron CRISPR y, seg√ļn descubri√≥ el WSJ, uno de ellos tuvo lugar un a√Īo antes de lo que se dijo inicialmente (lo que adelanta el primer ensayo humano con CRISPR a 2015).

Advertisement

El r√°pido avance de China es el resultado de sus regulaciones m√°s relajadas y de la voluntad de seguir adelante con investigaciones de vanguardia a pesar de las posibles inc√≥gnitas y preocupaciones de seguridad, que son importantes. Un art√≠culo reciente, por ejemplo, sugiri√≥ que CRISPR puede desencadenar una respuesta inmune en la mayor√≠a de los pacientes, lo que hace que los tratamientos sean potencialmente ineficaces o peligrosos. El enfoque de ‚Äúfuego r√°pido‚ÄĚ que lleva a cabo China ha desencadenado un duelo biom√©dico con Estados Unidos y suscitado preocupaciones entre los cient√≠ficos occidentales de que los ensayos chinos han sido irresponsablemente prematuros.

En el ensayo de 2015, seg√ļn informa WSJ, se extrajeron c√©lulas de 36 pacientes con c√°ncer de ri√Ī√≥n, pulm√≥n, h√≠gado o garganta. A continuaci√≥n fueron alteradas con CRISPR y devueltas a los cuerpos de los pacientes para combatir el c√°ncer. Otros ensayos chinos usaron CRISPR para tratar el VIH, el c√°ncer de es√≥fago y la leucemia. Un ensayo programado para este a√Īo en China inscribir√° a 16 pacientes. Mientras tanto, el primer ensayo humano con CRISPR en los Estados Unidos, en la Universidad de Pensilvania, inscribir√° a 18 personas; est√° dise√Īado principalmente para evaluar si CRISPR es seguro.

Los científicos chinos pueden terminar siendo los primeros en curar el cáncer con CRISPR, pero no está claro qué repercusiones podría tener acelerar estos primeros ensayos de seguridad.

Advertisement

[WSJ]