Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El último uso de los Deepfakes: hacer que los labios de los actores se correspondan con el doblaje en otros idiomas

Gif: Flawless

Una de las cosas más raras de ver cine doblado a otros idiomas es que la frase que escuchas a menudo no se corresponde para nada con el movimiento de los labios del actor. Una compañía llamada Flawless acaba de encontrar una ingeniosa solución: reemplazar los labios del intérprete por otros digitales.

Advertisement

La tecnología no es muy diferente a la de los denominados Deepfakes, solo que esta vez parece que le han encontrado un uso positivo. El software se llama TrueSync, y lo que hace es examinar el movimiento de la boca de cada intérprete y registrar sus peculiaridades musculares asociando cada movimiento a los correspondientes sonidos del habla. Después crea un doble digital de la boca que se mueve siguiendo los sonidos de cada lenguaje, y superpone ese doble a la imagen original. El resultado es realmente bueno.

Los técnicos de Flawless aseguran que su software captura todos los matices de la interpretación del actor para preservarlos completamente inalterados sea cual sea el lenguaje que hable en cada país. La verdad es que ver a Tom Hanks hablando perfecto japonés en esta escena de Forrest Gump es un poco desasosegante, pero tanto en ese idioma como en español resultan sorprendentemente convincentes.

Forrest Gump en Japonés

Forrest Gump en Español

Advertisement

Detrás de todo el asunto, por supuesto, sigue el debate de si es mejor ver cine en versión original o doblado. Mi opinión es que, si la tecnología lo permite, cada cual debería poder ver cine en el idioma que le de la gana y con la máxima calidad, sea el suyo, el original de la película o uno que esté aprendiendo. El software de Flawless garantiza esa calidad.

Al invento solo le veo dos problemas. El primero es que seguramente encarezca mucho los presupuestos de doblaje a otros idiomas porque requiere retocar la imagen en lugar de solo el audio. El segundo problema es que habrá actores y directores que no estarán contentos con la idea de que una IA meta mano a sus interpretaciones. El futuro de TrueSync es incierto a nivel comercial, pero no puedo negar que la idea y su ejecución son muy buenas.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.