No es difícil imaginar la cara de los científicos rusos que vieron cómo los restos que habían encontrado de un Mamut enterrado en el hielo empezaban a sangrar. El histórico hallazgo, ocurrido en Siberia, permitirá analizar sangre y tejidos de esta criatura como nunca antes se había podido hacer.

Los restos pertenecen a una hembra adulta de mamut lanudo que sufri√≥ un accidente mortal al huir de depredadores. Aunque la parte superior del torso del animal estaba enterrada de forma superficial y en alg√ļn momento ha sido pasto de los carro√Īeros, la panza y las patas estaban profundamente enterradas en el hielo, lo que ha permitido su conservaci√≥n.

Advertisement

El hecho de que la sangre estuviera en estado l√≠quido apoya la teor√≠a de un grupo de investigadores gen√©ticos canadienses que sugiere que los mamuts ten√≠an alg√ļn tipo de factor anticongelante en su sangre. Este anticongelante podr√≠a estar relacionado con la liberaci√≥n de ox√≠geno por parte de la hemoglobina.

El hallazgo forma parte de una excavaci√≥n arqueol√≥gica en la isla Lyakhovsky, en el Mar √Ārtico al noreste de Rusia. La sangre est√° siendo sometida ahora a sus primeras pruebas bacteriol√≥gicas. A√ļn no se ha determinado si el ADN del animal est√° lo suficientemente intacto como para ser secuenciado y clonado [RT y Syberian Times].

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)