La primera misión lunar de India, lanzada en el 2008.
Foto: AP Images.

India iba a lanzar un cohete el d√≠a 15 de julio, con la intenci√≥n de enviar una nave a la superficie de la Luna, convirti√©ndose en el cuarto pa√≠s en lograrlo (siempre y cuando tuvieran √©xito). Pero con 56 minutos restantes en la cuenta regresiva, todo se detuvo debido a un ‚Äúobst√°culo t√©cnico‚ÄĚ, record√°ndonos que es muy dif√≠cil llegar a la Luna.

El programa Apolo no deja de ser a√ļn m√°s sorprendente con cada d√≠a que pasa. El √ļltimo humano en la Luna fue Gene Cernan, en el a√Īo 1972. Estados Unidos no solo pudo llevar a doce personas a la superficie lunar y regresar a salvo, sino que lo hicieron en seis misiones separadas. Los sovi√©ticos intentaron y no pudieron ir a la Luna, dejando un legado de desastres del que nunca podremos conocer la historia completa. Nadie m√°s lo intent√≥ hasta hace poco, con China aterrizando un rover en 2013.

La carrera espacial entre los soviéticos y los Estados Unidos fue extraordinaria por muchas razones, y quizás lo más notable en el caso de la Unión Soviética, ya que ese país puso al primer hombre en el espacio menos de dos décadas después de haber sido devastado durante la Segunda Guerra Mundial. Cada país comenzaba desde cero, pero los soviéticos empezaron desde casi menos de cero.

Advertisement

Las ambiciones de la India han sido evidentes desde hace alg√ļn tiempo, y el nuevo problema se produce despu√©s de que una organizaci√≥n israel√≠ sin fines de lucro estrellara una nave en la Luna en abril. Esta semana se cumplir√°n 50 a√Īos desde que Neil Armstrong hizo sus famosos pasos en la Luna, y casi 47 a√Īos desde que Cernan hizo lo mismo.

El fracaso de la India es un buen recordatorio de que lograr esta haza√Īa es realmente dif√≠cil.

Advertisement

En un reportaje del New York Times:

‚ÄúEstaba alerta, observando lo que estaba sucediendo con un ojo de halc√≥n‚ÄĚ, dijo Pallava Bagla, una reconocida periodista cient√≠fica que asisti√≥ al lanzamiento en el Centro Espacial Satish Dhawan, cerca de Chennai. ‚ÄúUna hermosa luna brillaba entre las nubes y le ped√≠a al cohete que se acercara. Pero de repente hubo mucha confusi√≥n. Todo el mundo estaba tratando de averiguar qu√© fue lo que sali√≥ mal. Se pod√≠an apreciar muchas emociones en el lugar‚ÄĚ.

[…]

Al final, los cient√≠ficos indios anunciaron que no hab√≠a ocurrido nada desastroso, pero que el tan esperado lanzamiento deb√≠a posponerse porque se hab√≠a descubierto un ‚Äúobst√°culo t√©cnico‚ÄĚ al llenar el cohete con combustible criog√©nico. Se encontraban estudiando impresiones y an√°lisis de datos, dijeron el lunes por la ma√Īana, y proporcionar√≠an m√°s informaci√≥n tan pronto como lo tuvieran.

Advertisement

La misi√≥n de la India se llamaba Chandrayaan-2, lo que se traduce del hindi como ‚Äúveh√≠culo de la luna‚ÄĚ. Su objetivo era explorar el polo sur de la Luna, donde existe hielo debajo de la superficie. Es muy probable que en el futuro lo logren, aunque la Organizaci√≥n de Investigaci√≥n Espacial de la India, el grupo financiado por el gobierno responsable del lanzamiento, todav√≠a no puede decir cu√°ndo suceder√°.

Para muchos, el hecho de que Estados Unidos logró colocar a una docena de hombres en la superficie de la Luna, usando computadoras que tienen exponencialmente menos potencia que un iPhone, es de lo mejor que ha hecho el país.