Las torres de refrigeración de una planta nuclear son estructuras gigantescas con altura de más de 100 metros. A una agrupación musical se le ha ocurrido grabar un vídeo en una torre abandonada, y el sonido que produce la acústica de la estructura es casi irreal.

Advertisement

La agrupación Thunderpussy se encontraba ensayando sus canciones dentro de una de las torres de refrigeración de la central nuclear de Satsop, en el estado de Washington, cuando la productora Sylvia Massy notó el peculiar sonido que producía la caja (o redoblante) de la batería dentro de la torre abandonada. El sonido es tan sorprendente que decidió grabarlo para compartirlo con el mundo.

Además, también grabó el sonido del bajo, y en ambos casos el sonido recorrer la estructura como una especie de espiral hasta escapar por la parte superior de la torre, como alguna criatura monstruosa que se arrastra por las paredes en las películas de terror. 

La planta nuclear lleva abandonada desde 1983, antes de incluso estar finalizada. Al menos hoy en día sirve para regalarnos espectáculos musicales como este. [vía Likecool]

El sonido de la batería:

El sonido del bajo: