“It’s not real”

Hay bulos que nunca mueren, y el regreso de Friends es uno de ellos. La sitcom más popular de los 90 no va a volver, pero la viralidad de un falso tráiler que ya han visto decenas de millones de personas en Facebook demuestra que la gente aún tienen muchas ganas de que ocurra.

Lo sentimos: “Friends, la película” no existe. El tráiler es obra de un canal de YouTube llamado Smasher que —a diferencia de otras páginas menos honestas— admite que la idea no es más que un concepto. Según la descripción original del video, esta película inventada cuenta con todos los actores de Friends y está ambientada años después del final de la serie:

Ben y Emma han crecido. Phoebe y Mike tienen problemas con su matrimonio. Monica y Chandler se están divorciando. Joey nunca encontró al amor de su vida. Y Ross y Rachel llevan años sin estar juntos. Una película llena de cameos con actores de moda y viejos conocidos que nos muestra una lección sobre estar ahí para quien lo necesita.

Aunque ha acumulado cuatro millones de reproducciones en una semana, no es en YouTube sino en Facebook donde este falso tráiler corre como la pólvora. El viernes, una página llamada Funny Inc. (antes William Ferrel) subió un trozo del video sin más explicación que “Friends the movie, estreno abril de 2018” y obtuvo la friolera de 50 millones de reproducciones y 700.000 compartidos. Miles de personas se lo creyeron y el efecto se ha notado en Google, donde se disparóo la búsqueda de “friends movie”.

No era difícil caer en el engaño: el tráiler incluye escenas nunca vistas en Friends, como Phoebe en el papel de un médico, Joey detenido en una comisaría de policía o Monica y Chandler involucrados en un accidente de tráfico. Pero tiene una explicación: son escenas de Cougar Town, Episodes y Web Therapy, proyectos individuales de los actores Courteney Cox, Matt LeBlanc y Lisa Kudrow que nada tienen que ver con la serie Friends.

Si quieres ver una auténtica reunión de los actores de Friends, lo más parecido que tenemos es esta gala en homenaje al director James Burrows en 2016. Se juntaron todos menos Matthew Perry, que no pudo asistir.