Ara├▒a de mar de rodillas amarillas. Foto: Sylke Rohrlach / Flickr

┬┐Las ara├▒as tienen coraz├│n? No hablamos figuradamente, sino del ├│rgano que bombea sangre. La respuesta a esta curiosa pregunta es s├ş, las ara├▒as tienen coraz├│n, todas salvo la ara├▒a de mar. Los bi├│logos acaban de descubrir que estos artr├│podos usan un m├ętodo mucho m├ís original.

Las ara├▒as terrestres no tienen un sistema circulatorio como el nuestro. El ox├şgeno que necesitan para vivir lo distribuyen mediante un sistema abierto de capilares y un fluido llamado hemolinfa. Sin embargo, la mayor parte de artr├│podos s├ş tienen un coraz├│n dorsal que ayuda a que esta hemolinfa (y el ox├şgeno y nutrientes que lleva) circule.

Anatom├şa de una ara├▒a terrestre

Los pignoc├│nidos o ara├▒as de mar se han revelado como una excepci├│n a esta norma. Un equipo de bi├│logos de la Universidad de Montana acaban de descubrir que las 12 especies de estos artr├│podos carecen de este ├│rgano. En su lugar usan el est├│mago.

El sistema digestivo de estos animales es inusualmente grande y sus conductos llegan incluso a los extremos de sus largas patas. Las ara├▒as aprovechan las contracciones del aparato digestivo para mover al mismo tiempo la hemolinfa que las rodea. Los investigadores no tienen muy claro por qu├ę estos artr├│podos han prescindido del coraz├│n, pero la principal hip├│tesis es que han evolucionado as├ş para ahorrar energ├şa. Es la primera vez que se observa este tipo de sistema circulatorio. [Current Biology v├şa Sciencemag]