Un TAC del feto encontrado en el abdomen de la mujer
Imagen: Kumar, et al (BMJ Case Reports)

Una jover mujer en la India vivi√≥ durante casi dos d√©cadas¬†con una de las afecciones m√©dicas m√°s raras e inquietantes que existen, y adem√°s sin saberlo. La semana pasada se public√≥ su caso: la mujer ten√≠a un saco en el que dentro se encontraba su ‚Äúgemelo‚ÄĚ, y que llevaba creciendo en su abdomen desde hace 17 a√Īos. Este gemelo ten√≠a pelo, dientes e incluso una columna vertebral.

Esta afecci√≥n, conocida como fetus in fetu, se cree que tiene lugar cuando un gemelo fetal absorbe al otro durante una fase muy temprada del embarazo. El feto no desarrolla su propio sistema nervioso ni su cerebro, pero todav√≠a es capaz de mantenerse con vida. Y lo hace a trav√©s de su hermano, convirti√©ndose esencialmente en un par√°sito. Otra teor√≠a sostiene que el segundo ‚Äúfeto‚ÄĚ es en realidad una forma compleja de tumor llamada teratoma; estos tumores pueden desarrollar diferentes tipos de tejidos al mismo tiempo, como pelos o dientes.

Advertisement

Independientemente de c√≥mo ocurra esta afecci√≥n, generalmente termina en un aborto espont√°neo, debido a que el feto mayor no tiene la nutrici√≥n suficiente. Pero incluso cuando √©ste sobrevive, esta afecci√≥n generalmente se suele detectar al poco despu√©s de su nacimiento o durante su infancia. Antes de este caso, seg√ļn los m√©dicos que trataron a la mujer, solo se hab√≠an documentado otros siete casos de adultos que viv√≠an con un gemelo fetal en su interior. Y hasta ahora, todos hab√≠an sido hombres.

La terrible experiencia de la mujer, contada con todo detalle por sus m√©dicos en BMJ Case Reports, comenz√≥ cinco a√Īos antes de que fuera a verlos. Fue por aquel entonces cuando ella y su familia notaron por primera vez que ten√≠a un bulto duro y deforme en su abdomen. Durante los siguientes cinco a√Īos, el bulto fue creciendo gradualmente y le comenz√≥ a causar dolor peri√≥dicamente. Cuando la joven de 17 a√Īos visit√≥ a los m√©dicos, era incapaz de comer mucho antes de sentirse llena, probablemente porque el bulto presionaba sus √≥rganos internos.

El ‚Äúgemelo‚ÄĚ de la chica.
Foto: Kumar, et al (BMJ Case Reports)

En el examen f√≠sico inicial, sospechaban que el bulto era un tumor. Y en cierto sentido, lo era. Pero cuando realizaron una TAC al bulto, encontraron dep√≥sitos de calcio que parec√≠an tener ‚Äúla forma de v√©rtebras, costillas y huesos largos‚ÄĚ, y fue entonces cuando descubrieron la oscura realidad del asunto. Despu√©s de esto, los m√©dicos trataron de eliminarlo.

Advertisement

Seg√ļn el informe del caso, el tumor ‚Äúconsist√≠a en pelos, huesos maduros y otras partes del cuerpo‚ÄĚ. Entre estas partes del cuerpo hab√≠a ‚Äúm√ļltiples dientes y estructuras que se asemejan al comienzo de las extremidades‚ÄĚ. Su gran tama√Īo ‚ÄĒ36√ó16√ó10 cent√≠metros‚ÄĒ tambi√©n lo convierten en el¬†fetus in fetu m√°s grande encontrado hasta la fecha.

Afortunadamente, una vez extra√≠da la masa, la mujer pudo recuperarse r√°pidamente y sin mayores incidentes, y dos a√Īos m√°s tarde sigue en perfecto estado.

Advertisement

Lamentablemente, los m√©dicos no pudieron extraer hasta el √ļltimo rastro celular del ‚Äúgemelo‚ÄĚ de la paciente. Por lo tanto, todav√≠a existe la remota posibilidad de que algunas de estas c√©lulas puedan crecer sin control. Para mitigar ese riesgo, los m√©dicos observan a la joven anualmente en busca de alg√ļn tipo de fallo.