Imagen: Ashley Pugh (The National Park Service)

Una foto de un cefalópodo del tamaño de un guisante tomada por un equipo de científicos en Hawai ha estado circulando por Internet esta semana. Pero no te equivoques, incluso un pulpo bebé puede ser un frío asesino, y hay pruebas fotogråficas de ello.

La imagen de este pequeño pulpo –uno de los dos descubiertos por el equipo de cientĂ­ficos– fue compartida por el Kaloko-Honokƍhau National Historical Park en agosto, pero fue subida a Instagram por el Departamento del Interior de los Estados Unidos esta semana. Cuando uno de ellos aparece al lado del Ă­ndice de una mujer, se puede percibir de inmediato lo increĂ­blemente pequeñas que son realmente estas criaturas.

La ecologista marina Sallie Beavers de Kaloko-Honokƍhau nos dijo por correo electrĂłnico que su equipo se encontrĂł con estos dos pulpos –que estaban en su fase planctĂłnica– mientras recogĂ­an basura al lado de un arrecife de coral. Beavers dijo que los diminutos cefalĂłpodos probablemente eran una especie de Octopus cyanea (tambiĂ©n conocido como “gran pulpo azul”) o de Octopus ornatus (tambiĂ©n llamado “pulpo de la noche”), aunque el equipo no sabĂ­a cuĂĄl era con seguridad.

Imagen: Ashley Pugh (The National Park Service)

Advertisement

“Fotografiamos al pulpo y luego nos lo llevamos del arrecife (en un pequeño contenedor) para liberarlo en una pequeña grieta de coral en nuestra prĂłxima inmersiĂłn”, dijo. “Encontramos otro mĂĄs tarde e hicimos lo mismo. Porque estĂĄbamos quitĂĄndoles su refugio al llevarnos esa basura, no querĂ­amos liberarlos en la superficie”

Las fotos compartidas en la pågina de Facebook del parque nacional el 3 de agosto fueron un éxito en las redes sociales. Pero no te dejes engañar por la aparente dulzura de estas diminutas criaturas. Los pulpos son unos perfectos asesinos, y así lo demuestra una foto compartida por el parque al día siguiente, en la que se ve como uno de estos invertebrados atacando y matando a un cangrejo bebé.

“Foto de otro pulpo bebĂ© tomada por el equipo de buceo (nuevamente encontrado en restos de plĂĄstico) atacando y matando a un cangrejo bebĂ©â€, publicĂł el parque el 4 de agosto. “QuizĂĄs no son tan monos”
Imagen: Ashley Pugh (The National Park Service

Advertisement

DespuĂ©s de preguntarles quĂ© nos pueden decir las imĂĄgenes de estos bebĂ©s pulpos sobre el estado de la contaminaciĂłn de plĂĄstico en el ĂĄrea, Beavers dijo que la cantidad de desechos plĂĄsticos (incluidos los microplĂĄsticos) que llegan a las costas ha “aumentado dramĂĄticamente” en los 17 años que ha trabajado allĂ­.

“El uso de plĂĄstico desechable por parte de los seres humanos en todo el mundo estĂĄ alcanzando un nivel preocupante para el ocĂ©ano y sus especies marinas”, explica Beavers. “Aunque el plĂĄstico flotante proporciona un refugio temporal para las especies marinas en etapa planctĂłnica (tortugas pequeñas, pulpos, cangrejos, peces, etc.) igual que el que proporcionan los desechos flotantes naturales (troncos y otros materiales vegetales), no es el ambiente apropiado para ellos. “Las micropartĂ­culas de plĂĄstico probablemente son ingeridas por el animal en su etapa temprana, y tambiĂ©n es probable que sean ingeridas por peces, aves y otros depredadores que son atraĂ­dos por la vida marina que tiende a acumularse alrededor de estos objetos flotantes”.

Beavers dijo que espera que las imĂĄgenes de estos pequeños “ayuden a crear conciencia sobre nuestra necesidad global de no utilizar plĂĄsticos de un solo uso y proteger los ocĂ©anos del mundo”. Por Ășltimo añadiĂł que “la salud del ocĂ©ano es vital para la salud de los humanos”. [Associated Press]