Image: Ocean Cleanup

Un estudio publicado en Nature muestra que el √°rea conocida como el Gran Parche de Basura del Pac√≠fico es mucho m√°s grande de lo que se pensaba. Un total de 1,8 billones de piezas de pl√°stico est√°n flotando actualmente en el Oc√©ano Pac√≠fico, el equivalente en tama√Īo a m√°s del doble de Francia.

Esta masa de desperdicios es hasta 16 veces más grande que las estimaciones anteriores, y proporciona un desafío aleccionador para el equipo de Ocean Cleanup, quienes comenzarán un ambicioso intento de limpiar la gran franja del Pacífico a comienzos del próximo verano.

Advertisement

El an√°lisis, realizado desde balsas y observaciones a√©reas durante dos a√Īos, descubri√≥ que la contaminaci√≥n en la zona es casi exclusivamente de pl√°stico y est√° ‚Äúaumentando exponencialmente‚ÄĚ. Los micropl√°sticos, que miden menos de 0,5 cm, constituyen la mayor parte de las piezas que flotan en el parche de basura.

El estudio cuenta que, aunque los peque√Īos fragmentos de pl√°stico son los m√°s numerosos, casi la mitad del peso de la basura est√° compuesto por redes de pesca desechadas. Otros art√≠culos que conforman el ‚Äúpack‚ÄĚ incluyen botellas, platos, boyas, cuerdas e incluso asientos de inodoro. Seg√ļn explica Laurent Lebreton, un ocean√≥grafo y autor principal del estudio:

Image: Basura encontrada en el Pacífico (Ocean Cleanup)

He estado haciendo esta investigaci√≥n durante un tiempo, y fue deprimente ver todo. Hubo cosas que te preguntabas c√≥mo llegaron al oc√©ano. Claramente hay una creciente entrada de pl√°stico en el parche de basura. Necesitamos un esfuerzo internacional coordinado para repensar y redise√Īar la forma en que usamos los pl√°sticos. Los n√ļmeros hablan por si mismos. Las cosas est√°n empeorando y debemos actuar ahora.

Advertisement

Lo cierto es que el pl√°stico ha demostrado ser un producto duradero y vers√°til, pero tambi√©n se ha convertido en una plaga ambiental muy importante, contaminando el agua potable y los r√≠os. Alrededor de 8 millones de toneladas de pl√°stico terminan en los oc√©anos cada a√Īo, donde se acumula en las playas o se desplaza hacia el mar donde las piezas se descomponen muy lentamente durante cientos de a√Īos.

Los pedazos m√°s grandes de contaminaci√≥n pl√°stica pueden llegar a enredar y matar a las criaturas marinas, mientras que los peque√Īos peces comen trocitos peque√Īos y logran ascender en la cadena alimenticia. El pl√°stico a menudo atrae contaminantes t√≥xicos que luego son ingeridos y diseminados por la vida marina. De hecho, se estima que habr√° m√°s residuos pl√°sticos en el mar que peces para el a√Īo 2050, una aut√©ntica locura. [Nature v√≠a The Guardian]