Image: AP

Un avión privado que transportaba a un grupo de seis pasajeros estadounidenses desde Austin, se estrelló en la pequeña pista del aeropuerto Toncontin en la capital de Honduras, Tegucigalpa. La aeronave se partió por la mitad, pero milagrosamente nadie resultó gravemente herido.

Image: AP

Advertisement

Al parecer, el avión Gulfstream G200 se encontraba en un vuelo privado desde Texas cuando se salió de la pista y cayó en una zanja en el Aeropuerto Internacional de Toncontin.

Image: AP

Rodeado de montañas y con una pista muy corta, el aeropuerto es considerado uno de los más traicioneros del mundo. De hecho, el gobierno está construyendo uno nuevo a unos 50 kilómetros de distancia de la capital.

Advertisement

Image: AP

Según le contó a la BBC el experto en aviación Andrew Charlton, este avión en particular era “pesado”, con carga, cocina e instalaciones sanitarias en la parte trasera. “Un avión se encuentra bajo una presión enorme cuando aterriza a velocidades de 320 kilómetros por hora. Diseñas aviones para resistir esto”. ¿Por qué no murieron? Según Charlton:

Image: AP

Es posible que se diera una tensión o fisura microscópica en el metal que puede haberse agregado a la presión sobre las ruedas, lo que provocó la ruptura de la estructura. La gente posiblemente iba sentada más al frente, y que no muriera nadie es un testimonio del buen uso de los cinturones de seguridad.

Advertisement

Por cierto, en 2008 ptrp avión de la antigua aerolínea TACA se estrelló en casi el mismo lugar. Desgraciadamente, en ese caso cinco personas murieron en el accidente. [BBC]