Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este coche eléctrico para autoescuelas finge ser manual con una palanca de cambios falsa

Ilustración para el artículo titulado

Estaba muy tentado de hacer un titular clickbait y no decirte por qué este vehículo eléctrico chino para autoescuelas era tan extraño, pero te aseguro que necesitas verlo porque es maravillosamente, perversamente, profundamente extraño. Es un vehículo eléctrico con transmisión manual falsa. Es algo así como un simulador de conducción que también es un coche real, no simulado.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Se trata del Chery New Energy eQ2 Driving School Version y, por lo que he podido averiguar, fue lanzado en 2018. Parece que la motivación detrás de esta máquina extraña es el deseo de eliminar las emisiones en los vehículos de las escuelas de conducir, que tienden a estar mucho tiempo al ralentí, quemando combustible y expulsando gases de escape innecesariamente. Los vehículos eléctricos resuelven este problema, pero, en un país todavía dominado por la transmisión manual de los automóviles de combustión interna, los eléctricos no pueden enseñar a los estudiantes de manera efectiva a conducir coches manuales.

Advertisement

El coche se basa en el Cowin C3, un pequeño sedán de combustión convencional y un poco aburrido que en su versión Chery eQ2 obtiene un motor eléctrico de 57 CV y ​​suficientes baterías para un alcance de alrededor de 400 km, lo cual es decente, incluso aunque la potencia sea casi la misma que la de un Volkswagen Beetle de 1970.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

La variante Driving School agrega un tacómetro, un pedal de embrague y una palanca de cambios de cinco velocidades. Todo lo cual, por supuesto, es falso. Bueno, las piezas son reales, pero lo que hacen es una ilusión.

Las entradas del embrague y la palanca de cambios se conectan con el software del automóvil que hace que se comporte como un coche manual de combustión, con cambios, sonidos de motor simulados e incluso la posibilidad de que se “cale” si sueltas el embrague demasiado rápido.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Es como si tuvieras un avión a reacción con una hélice falsa y controles y pantallas falsas de motor de pistón dentro ¿o algo así? Más allá de aquellos Subarus con transmisiones CVT que falsifican las marchas, no puedo pensar en otro coche que haya hecho algo así de loco.

Advertisement

Me encantaría saber cómo se siente conducir esta locura en ese modo de simulación manual. Apuesto a que es muy raro.

Share This Story

Get our newsletter